Cómo deshacerse de viejos hábitos

0
725

Si uno de tus propósitos para este 2017 lo dedicaste a mejorar tu salud y bienestar, el primer paso a seguir es deshacerse de todos los viejos hábitos. Afortunadamente, hoy día se encuentran disponibles diversas herramientas que pueden ser de gran ayuda para superar el desafío, como los dispositivos que permiten monitorear la actividad física. La empresa Fitbit comparte algunos tips que pueden ser de gran apoyo en tus planes para poder obtener una vida más saludable.

Aunque no forma parte del régimen establecido por un médico, llevar a cabo un proyecto también precisa de actitud. Se debe tener presente que todo esfuerzo implica tener coraje, y no darse por vencido ante el primer obstáculo que se presente. Es por ello que se sugiere poner en práctica una rutina de afirmaciones; ya que la mayoría de las personas dejan sus propósitos a un lado porque no están seguras de sí mismas.

De ahí la importancia de ser positivo más que nunca, incluso desde el momento en que se tomó la decisión de mejorar, y una manera de hacerlo es usar las afirmaciones para alcanzar las metas. De acuerdo al orador motivacional Zig Ziglar, “la afirmación trabaja creas o no en ella”.

De lo que se trata –según Carl Jung- es hacer al subconsciente consiente, “este dirigirá tu vida y lo llamarás destino”. La clave está en reprogramar nuestras afirmaciones al decirlas en voz alta, todos los días, frente a un espejo, con espíritu e intensidad, “hasta que creas que eres lo que quieres”.

Practicar afirmaciones, añaden, te hará más fuerte; ya que renovarán tu confianza. Y te ayudarán a aceptar cada versión de ti en el camino a convertirte en alguien mejor y en forma, esto es un viaje que dura toda la vida.

Se dice también resulta importante personalizar afirmaciones, es decir: «Soy seguro, valiente, audaz, tolerante, resistente, capaz, disciplinado, perseverante, confiable, agradecido, esperanzador, honesto, realista, paciente, alegre, enérgico, organizado, enfocado, creativo, confiado, aventurero, alentador, inspirador, flexible , en forma, y me acepto completamente. Ahora mismo y mientras viva”.

Y para quienes tienen problemas en encontrar energía para ejercitarte, se propone utilizar la siguiente afirmación: “Soy alguien saludable, vibrante, energético y comprometido. Consumo los alimentos correctos y tengo suficiente descanso para tener energía y motivación para completar mis metas. Lo que quiera hacer, hago que suceda. Me siento tan bien conmigo porque trabajo duro para ser la versión más feliz y en forma de mi persona”.

Se destacó la conveniencia de recitar las afirmaciones al levantarse por las mañanas. La rutina puede ser difícil, pero si uno se compromete con esto, el hábito de motivarte se convertirá en algo cotidiano, y la decisión de ser positivo se hará más fácil cada día. Y en esencia, se entrenará al cerebro para que busque lo mejor de uno en cada momento del día.

Es una forma de programarse mentalmente, y prepararse para dar lo mejor de uno en cada actividad, por ejemplo lograr esa gran cantidad de pasos en una sesión de ejercicio, ya sea en el gimnasio, o afuera en la acera después de una caminata. “Tu actitud de afirmación te facilitará el felicitarte por el arduo trabajo que hiciste. Ahí es cuando verás resultados de verdad”.

Comienza desde hoy tu rutina de afirmaciones, hacerlo por la mañana antes del trabajo, después de la comida, antes de dormir, y cada vez que empieces a sentirte decaído contigo mismo. Si se mantiene este hábito, aseguran, es posible conseguir todos nuestros propósitos.