Día Mundial de la Espina Bífida y la Hidrocefalia

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el riesgo se puede reducir hasta un 70% si antes del embarazo la madre ingiere ácido fólico diariamente.  

0
1051

Son malformaciones congénitas que en algunos casos aparecen durante el embarazo, ante esta situación en el 2011 la Asamblea General de la Fundación para la Espina Bífida y la Hidrocefalia, designo el día 25 de octubre para concientizar e informar sobre la manera en que se puede reducir los efectos y la prevención de estos dos males que afecta a los bebés antes y después del nacimiento. Además de reconocer y defender los derechos, de aquellas personas que padecen estas patologías.

Sus causas son desconocidas, pero se le atribuye la combinación de factores genéticos de ambos padres y ambientales como la falta de ácido fólico o un mal cuidado durante el embarazo.

La espina bífida aparece durante el embarazo, debido a que el cerebro humano y la columna comienzan como una placa de células, que luego se cierra como un cilindro, llamado tubo neural. Cuando el tubo neural no se cierra, ya sea total o parcialmente, y queda una abertura esto se conoce como defecto del tubo neural abierto (o DTNA). La abertura puede estar expuesta o cubierta por hueso o piel.

Las formas más comunes de DTNA son la anencefalia y la espina bífida. La anencefalia se produce cuando el tubo neural no se cierra en la base del cráneo, mientras que la espina bífida se presenta cuando el tubo neural no se cierra en algún nivel de la columna. Además también desarrollan hidrocefalia, un trastorno que ocasiona la acumulación de líquido cefalorraquídeo en la cabeza y con ello un aumento de la presión y una expansión del cráneo a un tamaño mayor que el normal.

Fuente:

http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/guiasclinicas/269GER.pdf

http://www.febhi.org/

https://www.cdc.gov/ncbddd/spanish/spinabifida/infant.html

http://www.mychildwithoutlimits.org/understand/spina-bifida/spina-bifida-prognosis/?lang=es