Día Mundial del Ictus

Denominada como una enfermedad cerebrovascular y causante de un daño cerebral adquirido, al ser mortal en algunos de los casos o dejar discapacidad grave en personas sobrevive a uno.

0
729

Este lunes 29 de octubre es asignado como el día mundial del Ictus, por la Organización Mundial del Ictus. Instaurándolo como una enfermedad que en su mayoría afecta a las mujeres que a los hombres; debido a que ellas, tienen otros adicionales, propios por su condición de mujer y que están relacionados con las hormonas, la salud reproductiva, el embarazo, el parto y otros rasgos de género.

El ictus afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro, cuando uno de estos vasos se rompe o de un infarto si una arteria se obstruye y no permite que la sangre fluya. Parte del cerebro no conseguirá el flujo de sangre que necesita, provocando un daño y a veces que no pueda funcionar.

Existen diversos tipos de ictus producidos por la obstrucción del aporte de sangre al cerebro se denominan ictus isquémico o infarto cerebral. Cuando el trastorno es transitorio se denominan AIT o ataque isquémico transitorio. Pueden originarse por la obstrucción de una arteria del cuello o de la cabeza como consecuencia del crecimiento de una placa de ateroma en la pared de estos vasos sanguíneos.

Los ictus isquémicos producidos por este mecanismo se denominan aterotrombóticos o, más comúnmente, trombosis cerebrales. Otras veces, los ictus isquémicos se originan como consecuencia de la obstrucción de una arteria del cerebro por un coágulo de sangre que procede, habitualmente, del corazón. Una porción del coágulo se desprende y viaja por el flujo sanguíneo hasta que encuentra un vaso que es más pequeño y lo bloquea. Estos ictus isquémicos se denominan ictus cardioembólicos o embolias cerebrales. Una de las causas más frecuentes de estos son algunas arritmias cardiacas.

Ante esta situación es muy importante que se apliquen las medidas necesarias para el tratamiento de manera urgente. Así se podrá recuperar este tejido cerebral lesionado y favorecer que el paciente quede sin ninguna incapacidad o con muy pocas secuelas.

Por lo que este día tiene como objetivo promover unos de los principales aspectos del tratamiento que es la prevención; para ello hay que identificar y controlar los factores de riesgo de padecer un ictus, de los cuales algunos no se pueden controlar como la edad, los antecedentes familiares, la raza o el sexo. Sin embargo, la mayor parte de los factores que aumentan el riesgo pueden ser modificados y tratados.

En la mayoría de los casos es recomendable que sea tratado por neurólogos expertos en unidades especializadas de cuidados intermedios denominadas Unidades de Ictus. Lugares donde se aplican medidas de diagnóstico, cuidados generales, tratamiento específico y control de complicaciones que permiten asegurar la mejor evolución para las personas. Sólo algunas hemorragias cerebrales necesitan tratamiento quirúrgico para eliminar el hematoma.

Bibliografía:

https://www.svneurologia.org/libro%20ictus%20capitulos/cap1.pdf

https://www.worldstrokecampaign.org/es/sobre-la-campana-mundial-contra-el-ictus/sintomas-del-ictus.html