Los problemas que enfrenta la espalda lumbar en la mayoría de los casos no son la causa del dolor de cadera.

El dolor en la espalda lumbar puede ser leve hasta llegar a un dolor grave que puede inmovilizar a la persona, y las causas de este padecimeinto pueden ser diversas.

0
4283

El movimiento en la columna lumbar está dividido en tres segmentos de movimiento, aunque una cantidad desproporcionada del movimiento se produce en los segmentos más bajos. En consecuencia, estos dos segmentos son los que tienen mayor probabilidad de lesionarse por desgaste, al ser los que deben esforzarse más.

La gran mayoría de episodios de lumbalgia son causados por distensión muscular. Aunque una distensión muscular no suena como una lesión grave, el traumatismo que sufren los músculos y otros tejidos blandos (ligamentos, tendones) en la parte baja de la espalda puede causar dolor de espalda intenso.

“La apariencia de los discos de la espalda lumbar cambia con el tiempo en casi toda persona adulta. Dicho cambio incluye una reducción en el espesor del disco y en el contenido de agua, lo que hace lucir al disco más oscuro en las exploraciones por resonancia magnética. Además, los discos también pueden protruir (desplazarse) dentro del canal vertebral. Lo común es que estos cambios afecten a más de un disco”, según el Dr. Randy Shelerud del Centro para Columna Vertebral de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

El restablecimiento de los discos es una de las áreas actuales de investigación. Los estudios realizados en animales muestran que es posible restablecer el espesor del disco, el contenido de agua y la estructura mediante inyecciones de células madre o de otros productos en los discos.  Los estudios en seres humanos actualmente evalúan si es posible alcanzar estos mismos resultados en las personas que sufren dolores de espalda. Si bien muchos proveedores de atención médica ofrecen esos tratamientos, las inyecciones de células madre o de otras sustancias en los discos solamente deben administrarse cuando la persona participa en algún estudio, porque todavía no se sabe si el tratamiento es completamente seguro o eficaz.

La mejor manera de controlar el dolor de espalda crónico, sea proveniente de un disco adolorido o de otra fuente, es preparar a los músculos que soportan la espalda lumbar para que estén lo más acondicionados, funcionales y fuertes posible. Además, es importante aplicar una mecánica corporal adecuada y cuidar de la espalda, por lo que un fisioterapeuta especializado en el cuidado de la columna vertebral puede elaborarle un plan terapéutico que se ajuste a sus necesidades.

También es posible tratar  a través de la acupuntura, al ser un tratamiento alternativo que ha demostrado controlar el dolor. Los tratamientos farmacológicos son mayormente utilizados y recomendados por especialistas; a través de la manipulación o durante las primeras seis semanas se recomienda guardar reposo.

En ciertos casos no es seguro que el abultamiento de los discos sea lo que  produce dolor. El proceso para determinar si los discos son la causa del dolor de la cadera empieza con la evaluación directa por parte de un profesional de la salud y un examen detallado de la espalda. El motivo de ese examen detallado es que en la espalda lumbar, los glúteos y la región de la cadera, hay varias otras estructuras que pueden provocar dolor en la cadera, pero que no tienen ninguna relación con los cambios debidos a la edad.