Medidas preventivas contra la influenza

El personal que labora en hospitales es altamente vulnerable porque convive estrechamente con pacientes enfermos de influenza.

0
1808

A consecuencia de la entrada anticipada del invierno en nuestro país se están registrando varios casos de influenza, que en ocasiones es confundido con una gripa común. Por lo que se está pidiendo a la población aplicar la vacuna para evitar contagio y cubrirse con ropa adecuada a la temporada de frío para evitar enfermarse.

La influenza es una infección viral de las vías respiratorias que apareció durante el año de 2009 en nuestro país; la cual se clasifica en tres tipos: A, B y C, esta última es considerada como menos peligrosa, a diferencia de la primera ya que es la causante de provocar grandes brotes a nivel mundial.

Las epidemias que se relacionan con este virus son las tres más grandes pandemias del siglo pasado como la aparición de los subtipos H1N1 en 1918, mejor conocida como gripe española, la H2N2 EN 1957, denominada gripe asiática y H3N2 en 1968 de nombre gripe de Hong Kong. Mientras que en nuestro país apareció bajo el nombre de AH1N1.

Anteriormente era más común que se vieran afectados los niños, pero últimamente afecta a todas las personas en general. Es una enfermedad que si no es tratada a tiempo puede llegar a complicarse hasta perder la vida de la persona.

Se transmite cuando se está en contacto con una persona enferma de influenza, entrando por al organismo a través de la boca, nariz y ojos. También se puede contraer al tener contacto con superficies previamente contaminadas por saliva de las personas enfermas.

Alguno de los síntomas que se hacen presente durante la aparición de la influenza son:

  • Presentación de fiebre
  • Generalmente severo dolor de cuerpo
  • Escalofríos
  • Fatiga
  • A veces se presentan estornudos, dolor de garganta o congestión nasal
  • Molestias de tos
  • Dolor de cabeza

La vacuna se encuentra disponible en todo el país a nivel público y privado, es de virus inactivados o recombinante, evitando que genere influenza. Sin embargo no es un antigripal, por lo que se recomienda aplicarse anualmente aun si antes se padeció de esta enfermedad o ya se aplicó con anterioridad; esto porque el virus se encuentra en cambios constantes y por lo tanto la vacuna también se va ajustando.

Es la única manera de evitar que este virus se propague por lo que la prevención y el cuidado personal son muy importantes. No presenta efectos devastadores para la persona, solo si se llegara a  ser alérgico a la vacuna.

Bibliografía

Salud, S. d. (12 de diciembre de 2013). Uso de la Vacuna antiinfluenza en la prevención de neumonía en el adultos mayorez . http://www.cenetec-difusion.com/CMGPC/SS-203-09/ER.pdf?platform=hootsuite: Secretaria de Salud .