Necesario un mejor control y manejo del asma

0
464

Fundamental la colaboración entre el médico y paciente para un adecuado control de la enfermedad

Con el propósito de conseguir un mejor control y manejo del asma a través de la colaboración entre médico y paciente, el Centro de Asma y Alergia de México y la compañía farmacéutica AstraZeneca desarrolló un programa de educación a la salud denominado “ASMA: Despejar los mitos de las verdades”.

El programa se desarrolló en las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey, donde se contó con la participación de los expertos internacionales: Profesor Juan Vicente Esplugues, Farmacólogo Clínico del Hospital Universitario Dr. Peset de la Agencia Valenciana de Salud; y el Profesor Rene Aalbers, especialista en Alergia e Inmunología con subespecialidad en Neumología y miembro del Comité científico del Hospital Martini en Holanda.

Al abundar sobre el padecimiento se indicó que en los meses de invierno es cuando se presentan el mayor número de crisis por esta enfermedad. La incidencia anual de asma en nuestro país es de 2.78 por cada 1,000 habitantes, con un promedio de 3.3%, causando más de 4,000 muertes al año.

Su incidencia en el grupo de edad de cinco a 14 años fue de 1,019.67 personas por cada 100 mil habitantes en el año 2012, y es más común en hombres que en mujeres. En México se encuentra dentro de las primeras 15 causas de mortalidad, según la Lista Mexicana de Enfermedades publicada en 2015 por el INEGI.

El doctor Carlos G. León Ramírez, Director del Centro de Asma y Alergia de México, reiteró que los cambios bruscos de temperatura y la contaminación ambiental son factores que pueden provocar las crisis que afectan las vías respiratorias provocando inflamación y estrechamiento de las mismas, así como dificultad para respirar, opresión en el pecho y sibilancias, es decir, silbidos al respirar.

Los síntomas, la frecuencia y la gravedad del asma pueden variar de persona a persona. Entre 30 y 40 por ciento de todas las exacerbaciones del asma que se presentan, destacó, requieren una consulta de emergencia y son de pacientes diagnosticados con formas leves.

El doctor León Ramírez aseguró que la adecuada atención para el asma están contemplados en la Guía GINA (Global Initiative for Asthma, por sus siglas en inglés) que por años se ha dedicado a aplicar una estrategia global para el tratamiento y prevención del asma, el alivio de los síntomas y la prevención de exacerbaciones.

El asma no tiene cura, apuntó, pero se cuenta con diversos tratamientos pueden ayudar a mantener el control de la enfermedad, los cuales consisten en aplicar algún beta-agonista inhalado, glucocorticosteroides inhalados y terapias adicionales, como inhaladores de alivio prolongado e inhaladores combinados.

Un paciente asmático que tiene un control óptimo sobre su enfermedad puede ser productivo y realizar una vida activa y normal. Entre 50 y 75 por ciento está en riesgo de sufrir exacerbaciones o ataques severos por no tratar la enfermedad de manera adecuada.