Estudio revela aumento de Parkinson en 30 años

0
597

Científicos de Mayo Clinic reportaron –en estudio publicado en JAMA Neurology- un aumento significativo en la incidencia de la enfermedad de Parkinson y del parkinsonismo entre 1976 y 2005, tendencia que se observó en hombres entre 70 o más años de edad.

Se encontró que los hombres de toda edad, por cada 10 años calendario, presentaron un riesgo 17% mayor de desarrollar parkinsonismo y un riesgo 24% mayor de desarrollar la enfermedad de Parkinson.

Asimismo, el estudio también reveló que en los hombres de 70 años o más había un aumento todavía mayor: un riesgo 24% más alto de desarrollar parkinsonismo y un riesgo 35% mayor de desarrollar la enfermedad de Parkinson por cada 10 años calendario.

Una parte importante del estudio fue la revisión de los expedientes completos —desde el nacimiento hasta la muerte— de las personas diagnosticadas en el condado de Olmsted, Minnesota, con al menos una de las enfermedades del parkinsonismo; lo cual fue posible gracias a la aplicación del Proyecto Epidemiológico de Rochester.

Un especialista en trastornos del movimiento revisó los expedientes para confirmar el diagnóstico y clasificar los diferentes tipos de parkinsonismo, incluido el tipo más común que es la enfermedad de Parkinson.

A decir del doctor Rodolfo Savica, autor principal del trabajo y neurólogo de Mayo Clinic, existen razones para creer que ésta es una tendencia real. “existen pruebas que plantean la presencia de un aumento genuino en el riesgo para la enfermedad, probablemente debido a la exposición a varios factores de riesgo,” apuntó.

El estudio se basó en casi mil pacientes afectados por el parkinsonismo y es el primero en considerar las tendencias de riesgo duraderas en 30 años. También reveló una posible incidencia mayor tanto en el parkinsonismo como en la enfermedad de Parkinson en ambos sexos, entre 1915 y 1924.

“Esta observación es importante debido a que las personas nacidas en una cierta década pueden haber estado expuestas a algunos factores ambientales y de otro tipo durante su vida intrauterina o poco después de nacer, hecho que aumenta su riesgo. Por ello, es preciso confirmar esta hipótesis”, precisó el doctor Savica.

De ahí que los científicos urgen cautela en la interpretación de las tendencias porque pueden deberse a la mayor concienciación sobre los síntomas y al mejor acceso a atención médica.

Es posible, apuntó, que en los primeros años del estudio no se haya diagnosticado el parkinsonismo en los pacientes con cáncer y enfermedad cardíaca grave cuando los médicos no consideraban que el trastorno del movimiento era relevante para su atención. “La enfermedad de Parkinson es una afección importante en especial en las personas mayores, y la gente no se debe quedar sin tratamiento sólo porque padecen otras cuatro o cinco enfermedades que sobresalen más”, aseguró el doctor Savica.

Por otra parte, mencionó que el parkinsonismo y la enfermedad de Parkinson tienden, en general, a afectar más a los hombres que a las mujeres. “Si bien el aumento fue más drástico en los hombres, el estudio reveló una tendencia similar en las mujeres, o sea un aumento en la enfermedad de Parkinson en las mujeres de 70 o más años de edad. Sin embargo, la tendencia femenina no alcanzó un significado estadístico. Las diferencias existentes entre hombres y mujeres pueden ser importantes para entender las causas ambientales de la enfermedad de Parkinson”, concluyó el especialista.

Finalmente, se destacó que el estudio contó con el apoyo de un premio del Instituto Nacional del Envejecimiento de los Institutos Nacionales de Salud y de la Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica.