Adherencia al tratamiento reduce en 80% riesgo de evento cardiovascular

0
748

Desde hace algunos años en México se cuenta con una novedosa estrategia para asegurar la adherencia de los pacientes al tratamiento

La AMPAC celebra su IX Congreso Nacional de AMPAC, del 28 de junio al 1 de julio, en Boca del Río, Veracruz

Las enfermedades cardiovasculares provocan que uno de cada tres mexicanos fallezcan por esta causa, afirmó el doctor Enrique Gómez Álvarez, Jefe del Servicio de Cardiología del CMN 20 de Noviembre ISSSTE y expresidente de Asociación Mexicana para la Prevención de la Aterosclerósis y sus Complicaciones (AMPAC),  en el marco del  IX Congreso Nacional de AMPAC, evento que se lleva cabo del 28 de junio al 1 de julio en Boca del Río, Veracruz.

El programa de actividades contempla temas de salud cardiovascular de actualidad dirigidos a los médicos generales, especialistas, nutriólogos, y profesionales de la salud.  Para el primer día se contemplaron conferencias para el público con el propósito de difundir la «cultura de salud cardiovascular».

Desde el último tercio del siglo pasado, apuntó el doctor Gómez Álvarez, las enfermedades cardiovasculares son la causa de muerte número uno en México y en el mundo, y de ellas el infarto del miocardio ocupa el primer lugar. Dicha situación, indicó, obedece a varias condiciones como la edad, obesidad, sobrepeso, diabetes mellitus, aumento considerable en el consumo de alcohol y tabaco y los niveles elevados de colesterol e hipertensión arterial mal diagnosticada y mal tratada.

En nuestro país, advirtió, una tercera parte de los mexicanos mueren de infarto del miocardio y cada año este porcentaje tiende a subir debido a la poca implementación de los programas de prevención y detección temprana de las enfermedades cardíacas, aseveró el especialista.

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México la tasa de mortalidad por infarto agudo al miocardio es de 27.2 por ciento, la más alta entre los países miembros de este organismo.

Explicó que los pacientes que sobreviven a un primer infarto tienen más de 50% de posibilidades de padecer un nuevo infarto en los siguientes cinco años por lo que es necesario tomar medidas para prevenir el reinfarto y disminuir la posibilidad de muerte por estas causas, por lo que es importante seguir insistiendo en el apego al tratamiento.

Se estima, añadió, que la adherencia al tratamiento médico reduce hasta en 80% el riego de un evento cardiovascular; sin embargo, más de la mitad de los pacientes no sigue adecuadamente la toma de sus medicamentos como lo prescribe el médico.

“Hoy en día contamos con fármacos muy eficientes para prevenir un segundo infarto, o bien en un paciente con un muy elevado riesgo evitar un primer infarto. Para la prevención del infarto del miocardio se encuentran las estatinas, como se sabe son medicamentos que reducen los niveles del colesterol y disminuyen las obstrucciones de las arterias coronarias; la aspirina que reduce la agregación de las plaquetas y por tanto hacen que la sangre tenga una tendencia menor a formar trombos y de esta manera previenen el infarto del miocardio; y los IECAS que son responsables de la remodelación del ventrículo izquierdo evitando la dilatación y como consecuencia mayor daño al musculo cardíaco”, mencionó el doctor Gómez Álvarez.

Esta triada de medicamentos, añadió, son fundamentales para la prevención de tener un nuevo infarto del miocardio. Un problema que frecuentemente se presenta es la falta de apego a la toma permanente y continua de los medicamentos. La falta de apego, enfatizó, es causa frecuente de recaídas o reinfartos que ponen en riesgo la vida del paciente.

Gracias a los avances médicos, comentó, desde hace algunos años en México se cuenta con una novedosa estrategia para asegurar la adherencia de los pacientes al tratamiento. Este concepto preventivo se conoce con el nombre genérico de Polipildora, creada por los laboratorios Ferrer y que consiste en tomar esta triada de medicamentos en un solo comprimido una vez al día.

Estudios realizados en Estados Unidos y Europa, dijo, han demostrado que esta estrategia de tomar la Polipildora de manera indefinida logra reducciones de hasta 80% de reinfartos, lo que constituye una estrategia de primer orden en la prevención del infarto del miocardio.