Hacer del buen dormir un propósito para 2017

0
589

Hoy se sabe que los mexicanos formamos parte de una población privada de sueño, ya que en promedio, los adultos duermen entre cinco y seis horas al día, lo que repercute en sus actividades diarias y en su estado de salud», señaló el doctor Reyes Haro Valencia, director del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño (IMMIS).

Lo anterior, consideró se deriva del acelerado estilo de vida que impera en nuestra sociedad, donde se le da prioridad a cualquier tipo de actividad dejando a un lado el buen dormir.

¿Por qué no dormir lo necesario cuando además es uno de los mayores placeres de la vida?, cuestionó, si son diversos sus bondades: incrementa la creatividad, ayuda a perder peso, beneficia la salud, mejora la memoria, protege al corazón, y reduce la depresión.

El doctor Haro comentó que son diversas las preocupaciones o distractores que alejan a las personas del tiempo necesario de descanso, como “el hecho de tener dos trabajos, ocupar mucho tiempo en traslados, dormir con música, televisión encendida o incluso, el desarrollo de las nuevas  tecnologías al utilizar la computadora o el celular en la cama hasta altas horas de la noche, todo ello reduce de manera considerable el tiempo que se tiene destinado para descansar”.

Por lo general se piensa que el mal dormir es común o normal y no es considerado una enfermedad, señaló el especialista. Sin embargo, advirtió, debe atenderse con oportunidad, ya que es una necesidad fisiológica que debemos cubrir cada día, de lo contrario, el organismo no funciona de manera adecuada y se enferma.

«Durante el sueño se producen determinadas hormonas para que el cuerpo funcione en forma correcta, como la del crecimiento, la de la saciedad, la del antiestrés, y en la medida de que éstas se desarrollen adecuadamente, el cuerpo funciona de mejor ayudando, incluso, a prevenir enfermedades», aseguró el especialista.

Aclaró que si no se logra dormir  de forma adecuada pronto habrá consecuencias en cada una de las actividades que se realicen, mismas que se verán reflejadas con irritabilidad, depresión, ansiedad, dolor de cabeza y nuca, cuello y espalda, entre otros; que a su vez pueden traer consigo otras consecuencias, como accidentes de tránsito, ausentismo laboral, baja calidad en las actividades diarias y hasta quedarse dormido durante el día.

El dormir mal, indicó, puede acelerar la aparición de padecimientos como altos niveles de colesterol, triglicéridos, glucosa, presión arterial elevada, así como enfermedades cardiacas y cerebrales.

Es por ello que el doctor Haro recomienda como propósito para el 2017 asegurarse de mejorar la forma en que se duerme y plantearse el propósito de cambiar para dormir mejor, he aquí algunos tips:

  • Tener actividad física por lo menos tres veces en la semana, de preferencia con luz de  día.
  • Reducir consumo de líquidos y de sustancias estimulantes durante la noche, como café, refrescos de cola, chocolates, tés.
  • Evitar cenas copiosas.
  • Llevar a cabo una rutina antes de dormir, de esta manera, el cuerpo se acostumbrará a seguir un ciclo.
  • Procurar horarios regulares para acostarse y levantarse todos los días.
  • Encontrar la postura preferida para descansar.
  • Mantener la recámara en óptimas condiciones, limpia, ordenada, agradable y acogedora.
  • Evitar llevarse la computadora y el celular a la cama.
  • No tener cerca un despertador o reloj.

El dormir adecuadamente permitirá tener un  mejor estado de  salud y realizar todas las actividades con mayor efectividad y alegría, puntualizó.