Por una buena alimentación incluso en días ajetreados

0
577

En una época donde vivimos estresados y sumergidos en miles de compromisos y pendientes, hacen que nuestra alimentación pase a segundo término. Alimentarte sanamente implica organización, y poner ciertas prioridades en nuestro día. Establecer una pequeña rutina hará posible sobrellevar una jornada sumamente ajetreada y seguir cuidando nuestra alimentación, aunque a veces parezca que la agenda no lo permite.

En la noche anterior dedica 15 minutos a organizar las comidas que se harás al día siguiente. Organizar pequeños refrigerios o snacks, hará menos probable que comamos lo primero que se cruce en nuestro camino cuando se está de prisa y/o con mucho trabajo o muchas cosas que hacer.

Resulta conveniente llevar cosas fáciles de transportar como son frutas, barras y nueces. Dentro de las nueces, los pistaches son excelente opción pues aportan una importante porción de fibra, y por lo tanto hacen que uno se sienta satisfecho durante más tiempo.

Otro de los beneficios de los pistaches es que son muy fáciles de transportar, no se echan a perder pronto, y se pueden tener en el coche o en el lugar de trabajo. Basta destinar cinco minutos durante el día para tomar una porción de pistaches y saciar el hambre, bajar el estrés y continuar trabajando.

Al consumir pistaches en lugar de barras, galletas y golosinas, se estará manteniendo los niveles de glucosa mucho más estables, lo que se traduce en menos antojos posteriormente y menos ansiedad por comer.

Para sentirte aún más satisfecho se puede acompañar tu fruta de media mañana con unos cuantos pistaches, esto también ayuda a que la sensación de saciedad dure más tiempo y los niveles de glucosa no se eleven mucho como si sólo se comiera la fruta.

En cuanto a las comidas fuertes recomiendan elegir platillos que contengan muchas verduras, cereales integrales, proteínas bajas en grasa y grasas saludables.