Cerrar la brecha en salud: tarea de todos

0
534

Existe una brecha esencial entre la oferta de servicios de salud, y la creciente y divergente demanda por parte de los usuarios: Funsalud

Ante la necesidad de llevar a cabo foros públicos para desarrollar y socializar propuestas que fortalezcan el sector salud y coadyuven a cerrar la brecha en los servicios de salud, la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) celebró el evento “Cerrar la Brecha en Salud: Una tarea de Todos”, donde se contó con la participación de la academia, la industria, representantes de la iniciativa privada y organizaciones de la sociedad civil.

Al dar la bienvenida a los asistentes, Pablo Escandón Cusi, Presidente de Funsalud, señaló que se ha trabajado para establecer un diagnóstico común del conjunto de problemas que aquejan a diferentes grupos de pacientes, así como una visión compartida acerca de los retos y desafíos que enfrenta nuestro sistema nacional de salud.

Existe un reclamo para elevar la calidad de servicios, para ampliar la portabilidad de los mismos, para extender el acceso a más mexicanos en todo el territorio, incluso más allá de nuestras fronteras.

Las instituciones de salud pública han hecho un trabajo encomiable, aseguró, al brindar servicios en todas las condiciones posibles: a veces con severas restricciones materiales y de equipos, las más con presupuestos apretados y estrechos.

Existe una brecha esencial, sostuvo, entre la oferta de estos servicios de salud, y la creciente y divergente demanda por parte de los usuarios.

“De todos es conocido que el perfil epidemiológico de nuestra población se ha modificado. Hemos pasado de las enfermedades gastrointestinales y respiratorias, a cuadros clínicos más complejos, a enfermedades neurodegenerativas, y a las devastadoras –por su volumen- diabetes, cáncer y cardiovasculares”.

Incide también, dijo, el envejecimiento de los mexicanos en estas modificaciones que demandan servicios más complejos, con presupuestos más robustos y con visiones más amplias y flexibles. No se trata sólo de dotar con más equipos y medicamentos a centros hospitalarios, o más personal capacitado, aunque eso, también ayuda.

En opinión se trata de elevar la mirada y construir visiones de más largo plazo, de alcance más profundo, que permita la innovación de mecanismos de participación y modelos de atención. “Necesitamos cambiar la visión del estado para buscar y construir entre, otras cosas, fórmulas alternas de financiamiento. Necesitamos trabajar de forma conjunta todos los sectores: público, privado, académico, empresarial, de la sociedad civil para impulsar una reforma de salud pública que apunte a la modernización del sistema, a un cambio de paradigma, sobre todo en el aprovechamiento de las diversas fuentes de financiamiento posibles y de todos los sectores”.

La gran interrogante es, cuestionó, ¿cómo podemos ampliar los servicios, mejorar la calidad de la atención, multiplicar nuestros centros de salud, sino invertimos más recursos para la salud de los mexicanos? Este país requerirá incrementar en la próxima década su inversión en salud de tres o cinco veces más del presupuesto que hoy destinamos.

Para alcanzar el promedio de los países de la OCDE, advirtió, deberemos pasar a 6% del PIB nacional actual a por lo menos 9%. Así de amplia es la brecha, y así de grande es el reto de satisfacer una demanda que ya existe hoy.

Dicho evento, se indicó, tiene como marco la Estrategia Más y Mejor Salud, en la cual se ha planteado la necesidad de realizar foros públicos para desarrollar y socializar propuestas  que fortalezcan el sector salud y coadyuven a cerrar la brecha en los servicios de salud.

El programa del foro contempló la participación de representantes de instituciones y organizaciones civiles vinculadas con el tema de salud y de atención y cuidado de pacientes, así como con la defensoría de pacientes. Además académicos e investigadores reconocidos en los ámbitos de la salud pública y la política económica.