Como ayudar a un adulto mayor que padece de diabetes

“La diabetes mellitus es considerada un problema de salud pública a nivel mundial”

0
1206

La diabetes es una de las enfermedades que afecta a cualquier persona de distintas edades, caracterizada por la elevación de los niveles plasmáticos de glucosa, un diagnóstico adecuado a cualquier edad se debe establecer cuando ocurran síntomas de hiperglucemia como: Polidipsia, poliuria, polifagia y baja de peso.

Ante esto se debe tener en consideración que en una edad ya mayor la presencia de algunos de los síntomas de hiperglucemia a veces suelen presentarse de una manera diferente, que la de un adulto. Los síntomas de la diabetes en los adultos mayores son inespecíficos y de aparición tardía, entre los cual se han documentado:

  • Fatiga o somnolencia.
  • Letargia.
  • Deterioro cognoscitivo.
  • Pérdida de peso.
  • Incontinencia urinaria.
  • Pérdidas del plano de sustentación.
  • Síntomas genitourinarios.
  • Alteraciones del estado conciencia

Estas alteraciones de la glucorregulación promueve el envejecimiento acelerado, perdida de la función, degeneración vascular y nerviosa. Dejando vulnerable al adulto mayor, el motivo es porque puede tener un alto riesgo de perder su autonomía funcional y por lo tanto su independencia. Como lo menciona la Educadora en Diabetes de BD Ultra Fine, Arlette Ramírez “en el caso de los adultos de la tercera edad, es preciso poner atención en la administración de la insulina y el aprovechamiento para lograr los resultados esperados. Existen algunos factores inherentes a la vejez como otras condiciones médicas sumadas a la diabetes, falla de memoria, limitaciones físicas, etc. que los vuelven un sector vulnerable”.

Cuando se es diagnosticado con diabetes, será a partir de la recomendación del médico la mejor forma de controlar su tratamiento; esto dependerá porque muchas personas controlan su diabetes a partir de dieta y ejercicio, sin embargo otros necesitan medicamentos para la diabetes o inyecciones de insulina.

Ante este último tratamiento Arlette Ramírez también menciona que “debido a que la insulina es el tratamiento óptimo para el tratamiento de la diabetes, sin importar la edad del paciente, que su uso esté en aumento es alentador, pero aún hay mucho por hacer” 

Por lo que la Educadora en Diabetes comparte algunas recomendaciones para un tratamiento con insulina exitoso en adultos mayores, entre los que se encuentra:

  • Herramientas que faciliten el trabajo: las jeringas convencionales tienen diferentes graduaciones para calibrar de manera acertada las unidades de insulina necesarias para cada persona, con el barril marcado por números grandes y claros. Los dispositivos tipo pluma ya están precargadas con distintos tipos de insulina, dependiendo las necesidades de cada paciente. Las unidades de insulina se calculan una por una girando la perilla del extremo, la cual suena con unos clics, para que la persona pueda escuchar y contar con mayor facilidad, en caso de que se padezca debilidad visual.
  • Agujas cortas y Ultra Finas: Debido a que la piel de estos pacientes suele ser más delgada y delicada, se recomienda el uso de agujas como por ejemplo BD Ultra Fine (6mm para jeringa y 4mm para dispositivos tipo pluma). Éstas últimas tienen un corte de 5 biseles en la punta para hacer más cómoda la inyección, representando menos dolor para el paciente, lo cual fomenta adherencia al tratamiento.
  • Alarmas y recordatorios: Nunca está de más la memoria externa para ayudar al paciente a recordar horarios de aplicación de su insulina, además del horario de los alimentos y llevar un registro escrito de las actividades realizadas en la rutina de cuidados. Ya sea que la persona lo realice sola para que no se le olvide nada, o por si recibe asistencia de alguien más, para que sepa cómo proceder.
  • Supervisión y asistencia médica: Todos los tratamientos para el cuidado de la diabetes, en todas las edades, debe llevarse de la mano del médico tratante y equipo de profesionales de la salud para alcanzar la meta deseada. En este caso, la asistencia adicional de alguien cercano es importante para que alguien esté alerta ante cualquier necesidad o complicación que pueda presentar el paciente, sobre todo si éste vive sólo.

Es muy importante recordar  no reutilizar agujas y jeringas:

Las jeringas y agujas para la aplicación de insulina son dispositivos médicos desechables, para un sólo uso. La mala práctica del recurso puede afectar el control glucémico, la eficacia del tratamiento y daños en la piel como lipodistrofias en la zona de inyección.