Día Internacional del Condón

“Es bueno que nos relacionemos en el caso de lo sexual con afecto, pero no se debe bajar la guardia ante la prevención, porque si se piensa el amor no va hacer daño y no va a suceder cosas que no deseamos, se deja de protegerse y simplemente por creer que el amor solamente trae cosas buenas”

0
919

En varios países, entre ellos México el 13 de Febrero se conmemora el Día Internacional del Condón, esto para incentivar el uso de preservativos entre la población y así prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS) o embarazos no planeados. Dicho día fue iniciativa de Aids Health Care Foundation (AHF), que a través de su campaña de cada año ¡Siempre de Moda¡ está presente continuamente antes del Día de San Valentín.

De acuerdo con el Dr. Julián Alcalá Ramírez, con especialidad de Sexólogo Educador del departamento de Salud Pública de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) existen buenas noticias y algunos avances por parte de las posturas más conservadoras, de los padres y profesores sobre hablar a sus hijos de temas de sexualidad, y hoy lo plantean como algo necesario.

Esto se debe a que vivimos en un mundo donde existe demasiada información de manera accesible, para la mayoría de las personas y provoca en mucho de los casos que haya una confusión de cómo interpretar la sexualidad, por lo que es una necesidad hablar de este tema pero con valores.

Un ejemplo de esto se puede apreciar en las personas que se embarazan sin planearlo o se contagian de una ITS, debido a que conocen sobre los métodos anticonceptivos para evitar estas consecuencias; pero ¿por qué no los usan? esa es la pregunta y es lo que más nos preocupa, señala el Dr. Alcalá.

Una de las razones, es porque no se ha trabajado en educación y se sigue dando información que no es verídica, además de los prejuicios para utilizar el condón que es uno de los métodos anticonceptivos más utilizados y que tienen un rango de seguridad alto que los demás métodos.

Por lo que resulta importante que los expertos informen a la población en general, pero de una manera que resulte fácil y atractiva de entender, más educación humana y no sentir vergüenza porque somos seres sexuales, así que debemos comportarnos para evitar una serie de cosas que no se quieren vivir como los embarazos, violencia o infecciones.

La Organización Mundial de la Salud menciona que los que causan mayor demanda en consultas siguen siendo muchas ITS.  Entre las más comunes se encuentran los flujos y en las lesiones como Sífilis y Herpes; las Clamidias en flujos, o por bacterias como la Gonorrea, que sigue estando presente.

Quizá sean menos frecuentes pero aún no existe un descenso importante de aquellas que la OMS plantea como malignas, por ejemplo hepatitis B y C, VIH/Sida y el Virus del Papiloma Humano asociado en algunas de sus sepas al Cáncer Cervicuterino.

Es también importante que entiendan y sepan diferenciar los mitos que existen como el creer que las infecciones solamente se les da a las trabajadoras sexuales o a los homosexuales y cómo no son, una ni otra, es muy probable que no sufra de estas enfermedades, continúa el Dr. Julián Alcalá, Cualquier persona sin protección está en riesgo de tener consecuencias en su salud y vida.

“Qué bueno que sean rebeldes, que apelen a sus libertades y que sepan que tiene derechos pero también hay que acompañar esto, a que tienen obligaciones. Primero con ellos mismos, que usen el condón no solo como amor al otro sino a uno mismo también”

Lo curioso de las personas más afectadas por alguna enfermedad de trasmisión sexual son las mujeres a pesar de que biológicamente, son más fuertes que los hombres. Pero en el caso de lo sexual están en riesgo. Un ejemplo de ello es que muchas de estas mujeres están enfermas por una ITS para ser más específicos de SIDA, que es en donde se ha estudiado más.

Ellas son mujeres que solo han tenido una pareja sexual, esto no quiere decir que se esté generalizando pero en la mayoría de los caso solamente  se ha tenido contacto con el esposo, pero es una realidad es que esta persona no. Convirtiendo esto en un factor de riesgo porque la esposa no puede recriminar a pareja sobre sus infidelidades, es decir, explica el Dr. Julián  no puede expresar que se van a tener relaciones sexuales bajo condición, porque el poner condiciones pareciera que ejerce un problema de poder, al decir que use un condón.

Lamentablemente es un asunto de cultura pero sobre todo un mal ejercicio de poder, de que seguimos cargando un tabú de muchas cosas de la sexualidad de tal manera por lo mismo no nos protegemos.

La relación sexual empieza desde que la pareja se conoce y  desde antes de nacer, por lo que la información y la educación van de acuerdo a las necesidades distintas en nuestras etapas de la vida.  Sin embargo es muy importante que desde niños puedan ver cuestiones de la sexualidad y sobretodo que no sean motivo de vergüenza.

Con esto de la diversidad sexual y la manera en que se está dando para conocer a las personas a través de las aplicaciones, es importante orientar e informar porque suele llegar a confundir. El doctor lo expresa porque en ocasiones los padres le han pedido que platiquen con sus hijos y se ha dado cuenta que en realidad es una forma de fastidiar a los padres. Entonces la diversidad no es mala, pero creo que en este caso tanta información puede confundir y los lleva a tener dudas realmente de que es lo que desean y esperan de la vida.

En cuanto a las aplicaciones, para los celulares donde pones las características personales y se localizan a la pareja; un conocido se registró en una aplicación y el primer día tenía 66 propuestas de tener relaciones sexuales, esto es prueba que se facilita más el exceso de intercambio de fluidos porque cuando hay relaciones no hay protección.

Ante esto el opina que es importante que exista una regulación; el en general está en contra de la censura, porque cree que la gente tiene la libertad de hacer lo que quiera con su vida siempre y cuando no esté afectando a terceros. Debe haber una forma de regular estas circunstancias no bajo la idea moral de que está mal, sino más bien bajo una intervención de Salud Pública, concluye el Dr, Julián Alcalá.