Día Mundial de la Menopausia y el Climaterio

“De los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), señala que aproximadamente la mitad de las mujeres de países en vías de desarrollo carecen de asistencia sanitaria en la actualidad”

0
1265

Es importante tener presente que las mujeres a lo largo de su vida muestran cambios más notorios; por lo que informarlas y concientizar sobre la importancia de su salud cuando están pasando por diversas etapas es muy importante. Una de ellas es cuando se encuentran en una edad adulta donde su cuerpo reacciona a cambios hormonales hasta llegar a la menopausia.

Por lo que la Sociedad Internacional de la Menopausia (SIM) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2000 establecieron que el 18 de octubre sea el Día Mundial de la Menopausia y por consecuencia el del Climaterio ya que son dos conceptos totalmente diferentes y que muchas personas aún siguen considerándolos como un mismo.

De acuerdo con un artículo publicado por la Revista de la facultad de Medicina de la UNAM proviene del griego climater, que significa peldaños o escalones, lo que hace referencia a un periodo de transición desde la etapa reproductiva hasta la no reproductiva y se manifiesta 1 año antes aproximadamente, cuando inician cambios hormonales y síntomas, hasta 1 más después de la menopausia. También se puede definir como síndrome climatérico al conjunto de signos y síntomas que aparecen en la perimenopausia.

Entre los que se encuentran los bochornos, calores y sudoraciones, son originados por la disminución de estrógeno y progesterona que se produce durante el periodo climatérico, lo que conlleva al desajuste en la regulación de la temperatura corporal.

Mientras que la menopausia es aquella donde el periodo menstrual desaparece definitivamente o de acuerdo a la mayoría de los investigadores la definen como el último período menstrual después de 12 meses de amenorrea. La edad de la menopausia puede variar entre poblaciones por los hábitos alimentarios, las formas de vida, así como por factores genéticos o biológicos.

Cabe mencionar que este proceso no es considerado como una enfermedad, pero es importante acudir al médico para que pueda asesorar y hacer un registro clínico de la salud durante esta etapa ya que en cada mujer las patologías presentadas son muy distintas. En caso de que muestren complicaciones durante esta etapa como la atrofia urogenital, osteoporosis o alteraciones cardiovasculares es mejor una prevención para no necesitar tratamientos y tener una salud plena.

Muchos institutos de salud aconsejan que las mujeres mayores de 40 años o más se les deba dar información sobre los cambios de estilo de vida con el fin de modificar los riesgos que se presenten cuando estén próximas a llegar a esta etapa. Informar  sobre la hormonoterapia de remplazo en caso de que lo requieran ya que cada vez son mejores y se ajustan a las necesidades de las mujeres.

Fuente:

http://www.medigraphic.com/pdfs/facmed/un-2018/un182j.pdf