Necesario un diagnóstico correcto en el manejo de la DE

0
458

La disfunción eréctil, problema cada vez más frecuente en nuestro país entre la población masculina, cuyo origen puede ser físico o psíquico, afecta a 55% de los hombres mayores de 40 años.

Como se sabe su síntoma principal es la incapacidad para conseguir y para mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Por lo general, no se toma en cuenta que la salud sexual no sólo afecta a las relaciones de pareja, sino que tiene un impacto muy importante en muchas otras áreas de la salud y calidad de vida del paciente.

90% de los hombres que presentan disfunción eréctil se debe a un padecimiento orgánico como: hipertensión, diabetes, colesterol, obesidad, síndrome metabólico, y 10% tiene su origen en un problema psicológico o emocional.

Se indicó que los hábitos, padecimientos y la relación que se mantiene con la pareja son factores para determinar si hay algún factor de riesgo. Algunas causas que pueden llegar a causar disfunción eréctil son: tabaquismo, drogas y alcohol, alimentación, sedentarismo, estrés y depresión.

La disfunción eréctil, se aseguró, tiene solución y se puede prevenir. Por lo que es recomendable asistir con un profesional de la salud para que la diagnostique de manera correcta, y con ello disfrutar a plenitud la vida sexual gracias a la indicación de un tratamiento efectivo.

Finalmente, se destacó que el tratamiento de la disfunción eréctil requiere de la activa participación médico-paciente, el mejor medicamento que se adapte al estilo de vida del paciente.