8 de cada 10 podrían padecer espondilitis anquilosante

0
579

La espondilitis anquilosante es una forma de artritis que afecta las articulaciones de la columna vertebral, nombre que viene de las palabras griegas Espondylos que significa columna vertebral, itis que significa inflamación y ankylosis que significa fusión.

En México, se calcula que podría haber de 4,160 a 93,600 enfermos con espondilitis anquilosante.  Ocho de cada 10 pacientes que llegan al consultorio han tenido algún tipo de dolor o lesión de espalda, de acuerdo con datos del IMSS de 2014.

Se cree que dicha enfermedad afecta con mayor frecuencia al sexo masculino, sin embargo en la actualidad los datos más recientes indican que podría afectar por igual a hombres y mujeres. En México, el inicio de los síntomas se ubica entre los 15 y 25 años de edad, y normalmente ocurre antes de los 45 años de edad.

Se trata de una enfermedad reumática, crónica, de causa desconocida y de naturaleza autoinflamatoria que compromete las articulaciones, principalmente de la columna, generando rigidez de la espalda (por afección de las vértebras) y limitación importante de la movilidad de la columna vertebral deteriorando la calidad de vida del paciente.

Se explicó que también puede repercutir en otras articulaciones y, por ser una enfermedad sistémica, afecta a otros órganos como los ojos, el intestino, el corazón y el pulmón, así como los lugares donde los tendones y los ligamentos se unen a los huesos.

Asimismo, se habló de la importancia de diferenciar en forma precoz esta enfermedad de otros tipos de dolores de espalda. El dolor que se produce en la espondilitis anquilosante es de tipo inflamatorio el cual aumenta con la inactividad física o el reposo y disminuye incluso desaparece con la movilidad y actividad física.

Se comentó que la inflamación y el dolor también pueden aparecer en las articulaciones de las caderas, hombros, rodillas o tobillos, o en las zonas del esqueleto donde se fijan los ligamentos y los tendones a los huesos.

De atenderse, a aseguró, las personas sufren importantes alteraciones estructurales que consisten en la fusión de las vértebras imposibilitando su movilidad, lo que genera una gran discapacidad física, alterando en forma considerable la calidad de vida del paciente y familia.

A decir del doctor Julio Casasola, especialista en Reumatología adscrito al Servicio de Reumatología del Hospital General de México, “existen diferentes tratamientos que pueden aliviar los síntomas y evitar que la enfermedad progrese y empeore”.

De ahí la importancia de que los pacientes sean diagnosticados de manera oportuna por el especialista (reumatólogo), a fin de que determine el tratamiento adecuado, ya que 70% de los pacientes con Espondilitis, puede desarrollar una fusión espinal, afectando en forma significativa la movilidad y su la calidad de vida.

Dentro de los tratamientos para la espondilitis anquilosante, se apuntó, que destaca la propuesta de la biofarmacéutica AbbVie, que es de origen biológico y cien por ciento humano, y ha demostrado ser seguro y eficaz mejorando la calidad de vida de muchos pacientes con EA en México.

columna