La razón fundamental para tratar los defectos refractivos es mejorar la agudeza visual del paciente

Resulta incómodo o inconveniente el uso de lentes por diversos motivos: el clima, las actividades físicas, incrementa la posibilidad de perderlos o romperlos

0
795

Los defectos refractivos son alteraciones que por lo general produce visión borrosa, mejorando al utilizar anteojos o lentes de contacto. El ojo humano funciona de una manera muy semejante a como lo hace una cámara fotográfica, para ver con claridad necesita enfocar sobre la retina los objetos que se observa; esto se logra gracias al poder convergente de la córnea y el cristalino. Cuando no se enfoca adecuadamente la imagen sobre la retina, se produce lo que llamamos un defecto refractivo o miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.

Los lentes son equivalentes a unas muletas, son un apoyo para que luz que entra en el ojo se refracte mejor, pero al retirarlos los errores refractivos continúan afectando la agudeza visual de las personas. Los procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos disponibles hoy en día para corregir miopía, astigmatismo e hipermetropía sí resuelven el problema ya que se trabaja directamente en la anatomía del ojo, acabando con aquello que compromete la visión del paciente, menciona el Dr. Luis Antonio de Alba, Experto en Salud Visual de la clínica Omnilaser.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay aproximadamente 285 millones de personas con discapacidad visual, de las cuales 246 millones presentan baja visión. En términos mundiales, los errores de refracción no corregidos constituyen la causa más importante de discapacidad visual (43%).

El Dr. de Alba recomienda la alternativa de la cirugía refractiva correctiva “afortunadamente en México contamos con tecnología de vanguardia a nivel internacional, como el trabajo a través de rayo láser, evitando cortes, ojo seco y recuperaciones prolongadas. Es necesario ser candidato para este procedimiento, lo cual se determina por medio de una revisión oftalmológica completa. Es muy recomendable para las personas que desean quitarse los lentes y recuperar su vista”, asegura.

El beneficio representa comodidad y eficiencia en las actividades laborales o académicas cuando se vuelve a la rutina cotidiana. Como seres eminentemente visuales, debe ser prioridad el cuidado de los ojos, aunque frecuentemente suele ser de los sentidos más ignorados.