Mantener liderazgo en difusión de tópicos de la patología de hombro y codo: SMCHC

0
604

Del 31 de mayo al 3 de junio próximo la SMCHC llevará a cabo su VII Encuentro Anual, se estima una asistencia de 300 a 400 especialistas interesados en la subespecialidad

Como parte de su interés por llevar a cabo actividades de investigación, docencia y divulgación de las enfermedades, afecciones y secuelas de las lesiones de las articulaciones del hombro y codo, así como de los avances en su estudio y tratamiento, la Sociedad Mexicana de Cirujanos de Hombro y Codo (SMCHC) convoca a su VII Encuentro Anual que se celebrará del 31 de mayo al 3 de junio de 2017 en Puerto Vallarta, Jalisco.

Se trata de un encuentro internacional donde profesores nacionales y extranjeros discutirán temas de actualidad con médicos ortopedistas, que a pesar de dedicarse a otras articulaciones o ramas de la ortopedia, tienen afinidad con la cirugía de hombro y codo, explicó el doctor J. Giovanni Escutia García, Presidente de la SMCHC Bienio 2017-2018.

Indicó que dicho evento se realiza en los años impares, y fue concebido para las personas interesadas en actualizarse en la temática de la subespecialidad de hombro y codo.

“En cambio, el evento que efectuamos en los años pares es más específico, es decir está dirigido a los médicos que están terminando su especialidad de ortopedia general o su posgrado de alta especialidad de hombro y codo. Uno de sus objetivos es la presentación de trabajos de investigación, con ello se busca fomentar obviamente la investigación y publicación”, mencionó.

Este tipo de foros, apuntó, permite que haya una continuidad de lo aprendido en los cursos monográficos, los cuales son muy cuadrados en su temática. “Trastamos de cambiar hacia una atención más integral del paciente, tanto de lo que nosotros hacemos como la continuidad que ellos deben tener para el tratamiento y a recuperación del movimiento”.

A su vez, indicó que el formato del programa científico del VII Encuentro Internacional incluye mesas redondas, conferencias magistrales, desayunos con el experto, discusión de casos clínicos, simposios y debates.

Algunos de los casos que se expondrán, precisó, no se efectúan bajo el patrón de una presentación típica de una enfermedad del codo o del hombro, como sería –por ejemplo- el caso de una pérdida muy extensa de los huesos alrededor de la articulación, la cual precisa de una reconstrucción que no está muy descrita porque no es frecuente.

Su valía radica en saber –sobre todo con el paso de los años- si el procedimiento que realizamos a un paciente es correcto, o en su defecto identificar lo que se puede mejorar. El ponente con base en su experiencia compartirá con los asistentes de qué manera resolvió cada caso. En cuanto a los temas a revisar durante el evento, citó a las enfermedades degenerativas de hombro, osteoartritis, secuelas por afecciones debido a otros padecimientos como artritis reumatoide, además de lesiones deportivas.

Con respecto al codo destacó la presentación de enfermedades degenerativas como la osteoartritis, las lesiones deportivas que van desde la inestabilidad hasta las luxaciones, las cuales pueden dejar secuelas por alguna lesión ligamentaria; se encuentran también las secuelas por enfermedades autoinmunes o metabólicas.

A su vez, indicó, que las mesas redondas o simposios están más enfocados a la parte monográfica. Otro de los componentes a considerar son los desayunos con expertos que funcionan como curso o taller, donde los asistentes pueden con algunos modelos plásticos anatómicos hacer simulación de cirugía artroscópica o de colocación de implantes.

El VII Encuentro Anual de la Sociedad Mexicana de Cirujanos de Hombro y Codo se concibió, apuntó el doctor Escutia García, bajo una dinámica diferente de cómo se enseña la cirugía de hombro y codo.

“Estamos buscando una mayor interacción entre el asistente y el profesor. Que el profesor transmita su experiencia, conocimiento y resuelva cada duda en particular, y al mismo tiempo hacerlo lo más amigable posible”.

Asimismo, subrayó, estamos asumiendo la responsabilidad de ser lo más veraces en cuanto a los avances científicos que tiene esta rama de la cirugía del hombro y codo.

Tenemos la certeza de que los profesores que seleccionamos son una autoridad en la materia, que pueden resolver las dudas que surjan.

De lo que se trata, precisó, es que el ortopedista menos involucrado o afín, que de alguna manera, ve enfermedades de hombro y codo, conozca qué es lo que funciona y porqué, cuál es la manera más segura de aplicar el tratamiento.

“Nuestra responsabilidad como personas de ciencia, como médicos con un entrenamiento más avanzado es asumir con seriedad lo que nos corresponde para poder generar una mejor enseñanza de la medicina que impacte en el ámbito social”, sostuvo.

Aunque nuestra rama es muy especializada, al final genera un impacto. Nos dedicamos a la rama de la extremidad superior, precisó, de nuestro conocimiento depende que muchas personas puedan regresar a su trabajo y sustentar a su familia.

“En nuestra área de alta especialidad, debemos promover y demostrar que la evidencia sigue constituyendo la base de la educación médica continua; y con ello, mantener el liderazgo de la difusión de los tópicos de la patología de hombro y codo entre nuestros colegas ortopedistas”, concluyó.