Medidas de prevención para el Síndrome Visual Informático

El Síndrome Visual informático se produce porque los ojos trabajan con más intensidad delante de una pantalla que frente a la página de un libro o revista.

0
1499

Es muy común hoy en día pasar largos periodos de tiempo utilizando dispositivos electrónicos como ordenadores, smartphones o tablets. Son de gran utilidad en nuestra vida cotidiana porque facilitan el trabajo,  pero también traen consecuencias a nuestra salud porque a partir de la aparición de estos aparatos se están presentando problemas en la visión.
Ante este panorama, el Dr. Héctor Cuevas Silva, Cirujano Oftalmólogo de la clínica  Omnilaser declara: “Esta situación se presenta sobre todo cuando el trabajo exige estar horas prolongadas ante la computadora, se es adicto al teléfono celular, o si se está acostumbrado a leer en tabletas.

Los ojos tienen músculos por dentro y por fuera que se adecúan al movimiento, cuando la vista es corta y fija en cualquier objeto durante mucho tiempo se parpadea menos, lo cual puede tener consecuencias como ojo seco, dolor de cabeza, irritación, etc. Hay estudios en Alemania que revelan propensión a padecer miopía, donde el 50% de estudiantes de una universidad se graduaron presentando esta condición debido a tanto estudiar. Por ello, deben tener prioridad las revisiones oftalmológicas mínimo una vez al año para saber cómo estamos de salud visual y prevenir complicaciones de manera oportuna”.

También influyen las condiciones ambientales como la iluminación intensa o brillante, los reflejos, el bajo contraste, el deslumbramiento, corrientes de aire provocadas por rendijillas de ventilación o ambientes cerrados. Toda esta carga adicional puede ocasionarnos problemas oculares o agravar otros existentes.
Entre los problemas oculares y de visión que surgen o empeoran con el uso de los dispositivos electrónicos,  se incluyen una visión borrosa o doble, tener los ojos secos e irritados, provoca una tensión ocular, dolores de cabeza y cuello, además de cansancio.

El Dr. Cuevas hace unas recomendaciones importantes para evitar dañar los ojos y la vista por el uso de aparatos electrónicos, de las cuales menciona las siguientes:

  • Evitar las horas sin fin frente a las pantallas y descansar cada 40 mins. aproximadamente enfocando hacia lo lejos, mirando hacia otro lado por unos minutos para descansar la vista, parpadear más y relajar los músculos oculares.
  • Aunque toda la luz es dañina, se debe dosificar para evitar daños. A oscuras se forza más el ojo para enfocar, la luz ambiental relaja. Por ello, se debe contar con suficiente iluminación que venga por encima o por detrás de la cabeza, para evitar molestias de la luz directa.
  • Si se llega a presenciar irritación o enrojecimiento de los ojos, estos no deben frotarse ni tallarse. Lo mejor será distanciarse del aparato en cuestión por un rato y lubricar los ojos con atomizadores humectantes especiales o gotas de lágrima artificial y no abusar de su uso.

“Si ya se padecen defectos de refracción como miopía y/o astigmatismo que son las afecciones más comunes, hoy en día existen tecnologías de vanguardia en México que corrigen el problema como VisuMax, el cual por medio del laser de última generación Relex SMILE al no haber cortes en la córnea, no genera ojo seco y no se requieren recuperaciones prolongadas. Resulta contraproducente e innecesario acostumbrarse a estos trastornos visuales cuando la solución es tan accesible y podemos recuperar nuestra calidad de vida con una agudeza visual óptima para nuestras actividades cotidianas”, concluye el Dr. Cuevas.

El Síndrome Visual Informático no es un problema exclusivo de adultos, empiezan a tomar parte de los más pequeños quienes están en contacto con este tipo de tecnologías, por lo que se recomienda tomar en cuenta los consejos mencionados con anterioridad