Mejorar práctica médica en beneficio de niños y adolescentes

0
720

Del 8 al 11 de noviembre próximo la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica (AMIP) celebrará —en Cancún, Quintana Roo— su XXXVI Congreso Interamericano de Infectología Pediátrica y el XVII Congreso Latinoamericano de Infectología Pediátrica, con el propósito de intercambiar conocimientos académicos en el campo de la pediatría e infectología pediátrica, que contribuyan a mejorar la práctica médica en bien de la salud de los niños y adolescentes.

A decir del doctor Antonio Luévanos Velázquez, Presidente de la AMIP, entre los temas que se abordaran durante los días del evento se encuentran: prevención de infecciones y de la propagación de la resistencia; el seguimiento adecuado de las infecciones resistentes en los hospitales; la importancia de mejorar el uso de antimicrobianos y promocionar la responsabilidad del manejo antimicrobiano.

También compartirán experiencias de tratamientos novedosos para las enfermedades, los microbiólogos, químicos clínicos, pediatras y enfermeras también revisarán tópicos como el uso adecuado de los antibióticos y el análisis de la resistencia bacteriana, el VIH/SIDA, la microbiología clínica, la enfermería infectológica y salud pública, por mencionar algunos.

Al hablar de la problemática de la resistencia bacteriana, el doctor Luévanos Velázquez comentó que de acuerdo al informe publicado en 2015 sobre los resultados de las infecciones asociadas a servicios de salud se encontró que a nivel hospitalario 2.6 por ciento de total de las infecciones son nosocomiales y alargan la estancia del paciente.

En cuanto al aspecto pediátrico, precisó, que de las 61,969 infecciones por bacterias reportadas en 2015, 8,661 corresponden a los servicios de pediatría, 6,660 en las unidades de terapia intensiva

neonatal, y 1,839 ocurrieron en las unidades de terapia intensiva pediátrica.

Asimismo, el presidente de la AMIP mencionó que de 70 a 80% de las 25 millones de infecciones en vías respiratorias que se presentan al año en nuestro país, son de origen infeccioso. Los fármacos más prescriptos, añadió, son los antibióticos, y 50% de ellos son prescritos de manera adecuada o son innecesarios.