Prevenir enfermedades hepáticas a través de la educación

0
1220

En el marco del Día de la Salud Hepática se hizo énfasis en las acciones a realizar para contrarrestar las enfermedades del hígado

La educación es el proceso de mayor relevancia para prevenir enfermedades hepáticas como el hígado graso, ya que sólo a través de ella es posible realizar cambios fundamentales en los estilos de vida de la población y evitar el desarrollo de complicaciones, afirmó el Secretario de Salud, José Narro Robles, en el marco de la conmemoración del Día de la Salud Hepática en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Destacó que además de las acciones que lleva a cabo el gobierno de la República, como el etiquetado nutrimental en comestibles y bebidas, es necesaria la participación de la sociedad para mejorar su alimentación, practicar ejercicio, reducir la circunferencia abdominal y evitar el consumo de productos con exceso de grasa, así como el alcohol.

Asimismo, destacó que este tipo de padecimientos se encuentran dentro de las 10 primeras causas de enfermedad y muerte en los mexicanos, por lo que se deben atender de manera oportuna, pero sobre todo prevenirlos para construir una buena calidad de vida y un proceso de envejecimiento saludable.

Desde las instituciones, sostuvo, se tiene que trabajar para generar legislaciones y un ambiente más sano para la población. Sin embargo, la gente debe conocer y reconocer las prácticas que contribuirán a mejorar su salud.

Por su parte, el presidente del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática, doctor Enrique Wolpert, indicó que desde hace 10 años se ha conmemorado este día, tiempo en el que se han tratado temas como la importancia de la salud del hígado, prevención de patologías, impacto de la alimentación saludable en este órgano, uso de medicamentos y obesidad como factor de riesgo, entro otros.

En esta ocasión, se eligió como tema principal el hígado graso, el cual es una manifestación de problemas complejos en el metabolismo, como diabetes o enfermedad cardiovascular, esta última es una de las causas principales de muerte en personas con dicho padecimiento. Es originado principalmente por la obesidad, debido a la acumulación de grasa dentro de las células de este órgano. De no ser tratada puede ocasionar fibrosis o cirrosis hepática.

Otros elementos de peligro, añadió, son diabetes mellitus, dislipidemias, resistencia a la insulina y síndrome metabólico, “es necesario recordar que en México siete de cada 10 adultos tienen sobrepeso u obesidad, lo cual incrementa el riesgo de padecer hígado graso”.

Dicha patología se presenta cuando más de cinco a 10 por ciento del peso del órgano es grasa. Puede registrarse a cualquier edad y no generar síntomas, por lo que es recomendable realizar estudios por lo menos una vez al año, pero sobre todo prevenir su aparición.

También recalcó que el tratamiento y prevención del padecimiento se basa en un cambio de hábitos alimenticios y ejercicio, así como evitar la ingesta de alcohol y mantener un adecuado control de enfermedades asociadas como la diabetes.