Recomiendan especialistas un enfoque integral y libre de prejuicios para tratar la obesidad

● La obesidad y las muertes prematuras relacionadas con ella, le cuestan a México 23 mil 170 millones de dólares cada año, según datos del Observatorio Mundial de Obesidad ● Una persona con obesidad pierde entre 8 y 10 años de vida saludable, destacaron especialistas nacionales e internacionales ● En México, 75% de la población adulta tiene sobrepeso u obesidad, de acuerdo con la ENSANUT 2021-Covid19

0
316

La obesidad es una enfermedad crónica que cada año le cuesta a México 23 mil 170 millones de dólares, de los cuales 62% son por muertes prematuras, según un informe del Observatorio Mundial de la Obesidad de 2019. Además, es un factor de riesgo para otros padecimientos como diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón y cerebrovasculares, y cáncer, expresaron especialistas médicos en conferencia de prensa organizada por la farmacéutica mexicana medix® en el marco del mes de la obesidad.

Los doctores Juan Luis Salgado Loza, presidente del Colegio de Medicina Interna de México (CMIM); Albert Lecube Torelló, vicepresidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO); Eduardo Meneses Sierra, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Especialidades del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Saltillo, Coahuila, y Cristina Rubí, gerente de la Unidad de Sobrepeso y Obesidad en medix®, señalaron que la obesidad requiere de un abordaje multidisciplinario.

Destacaron que esta enfermedad afecta a 75% de la población adulta en México, y reduce entre ocho y 10 años la esperanza de vida saludable a quienes la padecen por su asociación con otras comorbilidades, de ahí la importancia de que las personas con obesidad reciban un tratamiento integral, alejado del estigma y la discriminación.

El doctor Juan Luis Salgado Loza, presidente del Colegio de Medicina Interna de México (CMIM), dijo que tradicionalmente pacientes, familiares, médicos y autoridades sanitarias han visto la obesidad como un síntoma de las personas que llegan a consulta con diabetes, hipertensión, colesterol alto o alguna otra complicación por el exceso de peso, y no se le asume como la causa de esos padecimientos.

“Se pasa por alto que el sobrepeso y la obesidad son el disparador de esos otros problemas, sin embargo, se soslaya las características físicas del paciente, y debemos entender también la frustración de esas personas porque muchas veces, aunque lo intenten no pueden bajar de peso y requieren tratamiento farmacológico e incluso cirugía, porque tienen trastornos metabólicos y emocionales que requieren de un tratamiento diverso, completo e individualizado”, precisó el doctor Salgado Loza.

Mientras que el doctor Albert Lecube Torelló, vicepresidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), expresó que la obesidad es un problema de salud pública mundial que causa muerte prematura por su asociación con enfermedades cardiovasculares, respiratorias, diabetes, cerebrovasculares y hasta cáncer.

“Cuando una persona de 50 años se diagnostica con obesidad prácticamente pierde de 8 a 10 años de vida en comparación con las personas de su misma edad que tienen un peso considerado normal. Por eso su abordaje debe ser con múltiples especialistas y entender que la obesidad no es una enfermedad moral, no es un vicio por comida, la persona no come solo porque quiere, sino porque la propia enfermedad le incrementa el apetito”, indicó.

El doctor Lecube Torelló, agregó que se debe luchar contra la estigmatización y discriminación de estos pacientes, y al mismo tiempo evitar que en países con alta incidencia de sobrepeso y obesidad como México, se normalice ver a a las personas con esta enfermedad y los padecimientos asociados, porque no es normal perder años de vida saludable y elevar el riesgo de muerte prematura.

En ese sentido, el jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Especialidades del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Saltillo, Coahuila, Eduardo Meneses Sierra, señaló que en 2019 la obesidad fue responsable de que en todo el mundo se perdieran 160 millones de años de vida saludable, según el reporte “La carga mundial de enfermedades metabólicas: datos de 2000 a 2019”, publicado en marzo de este año en la revista Cell Metabolism.

“Necesitamos que a nivel global y por supuesto en México, la obesidad hoy día se asuma como una enfermedad porque estamos a tiempo de llevar a cabo la prescripción de terapias farmacológicas dentro del tratamiento integral para disminuir el impacto que tiene la obesidad sobre el organismo. Necesitamos educarnos todos para entender la complejidad de esta enfermedad y tomar acciones”, puntualizó el doctor Meneses Sierra.

Finalmente, la doctora Cristina Rubí, gerente de la Unidad de Sobrepeso y Obesidad en medix®, dijo que el principal reto para avanzar en el tratamiento de la obesidad es concientizarse de que se trata de una enfermedad crónica, en la cual por cada 15 kilos extra de peso corporal, aumenta 30% el riesgo de muerte temprana.

Mencionó que esta farmaceútica tiene un compromiso de educar para que los pacientes y sus familiares busquen ayuda con los profesionales de la salud y logren modificar su estilo de vida a largo plazo para mejorar su bienestar.