Reportan incremento de EII en países de Latinoamérica

0
585

Factores ambientales y la predisposición genética son algunas de las causas probables de su aumento

Como se sabe la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa forman parte del grupo de enfermedades inflamatorias graves y crónicas que afectan el tracto gastrointestinal. Las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII) ocurren con mayor frecuencia en regiones desarrolladas como Estados Unidos y Europa, sin embargo, estas han crecido entre tres a cuatro veces en varios países de Latinoamérica, incluyendo Argentina, Brasil, Chile y México, durante la última década.

Factores ambientales y la predisposición genética son algunas de las causas probables del aumento de las enfermedades inflamatorias intestinales en la región, de acuerdo a datos presentados durante la apertura del II Congreso PANCCO- Organización Panamericana de Crohn y Colitis, que se celebró el 2 y 3 de Junio en Sao Paulo, en el marco del IX SIMADI- Simposio Internacional Multidisciplinario en EII, la reunión semestral de la ABCD- Asociación Brasileña de Colitis Ulcerosa y Enfermedad de Crohn.

La exposición fue hecha por el doctor Jesús K Yamamoto Furusho, Presidente de PANCCO y fundador y director de la Clínica de Enfermedad Inflamatoria Intestinal en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Salvador Zubirán (México).

Ambos padecimientos, indicó, afectan principalmente a adultos y adolescentes entre 15 y 35 años de edad, independientemente del género.

Fumar puede ser una de las causas que establece una predisposición a las EII, en particular en el caso de la enfermedad de Crohn. “Somos conscientes de que los fumadores tienen el doble de riesgo de contraer la enfermedad de Crohn, en comparación con los no fumadores, y el riesgo persiste incluso después de dejar de fumar, sin embargo, los pacientes pueden presentar una mejoría en los signos de la enfermedad a sólo un año de haber dejado de fumar”, aseveró el doctor Yamamoto.

Explicó que por lo general la enfermedad de Crohn afecta al extremo del intestino delgado  y el comienzo del intestino grueso, pero puede aparecer en cualquier parte del tracto gastrointestinal. Los síntomas comunes de la enfermedad son dolor abdominal, pérdida de peso y, en algunos casos, sangrado rectal. Otros síntomas comunes son diarrea y fiebre. Los pacientes que sufren graves episodios de la enfermedad de Crohn presentan síntomas más agudos, como daño al tejido intestinal y abscesos.

“Alrededor de 90 por ciento de los pacientes reportan un diagnóstico tardío, lo que significa que tardaron entre cinco y ocho años antes de ser diagnosticados con la enfermedad de Crohn, después de haber visitado a cinco médicos diferentes”, advirtió el especialista.

Como se sabe, agregó, entre más tiempo se tarda en hacer un diagnóstico y comenzar el tratamiento, es más significativo el impacto en la salud del paciente: esto aumenta el riesgo de cáncer, infección, recaída de la enfermedad y reduce la calidad de vida.

La colitis ulcerativa afecta la sección interna del colon o recto, dando como resultado diarrea, dolor abdominal y sangrado rectal, que son síntomas similares a la enfermedad de Crohn. Generalmente, las personas son diagnosticadas con colitis ulcerativa alrededor de los 35 años de edad, aunque la enfermedad puede afectar en cualquier edad.

Por su parte, el doctor Flavio Steinwurz, gastroenterólogo especializado en EII y secretario general de PANCCO y ABRAPRECI, Asociación Brasileña para la Prevención del Cáncer Intestinal, señaló que las causas exactas aún no son totalmente conocidas, pero somos conscientes de que cuanto más desarrollada sea la región, mayor será la incidencia de EII. Éstas son enfermedades de los centros urbanos.

“Es importante que las personas que experimenten síntomas de EII consulten a un especialista para reducir la progresión, la cual puede derivar en una intervención quirúrgica, como una colostomía”, apuntó.