Reunión de expertos en gastroenterología

0
571

Facilitar el conocimiento científico para que derive en la unificación de criterios que apuntalen a diagnósticos más tempranos, y referencias oportunas con los especialistas, el objetivo

Del 2 al 4 de marzo se llevó a cabo la 10ª Reunión Nacional de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), donde médicos especialistas discutieron acerca del panorama mundial y local de la EII, conformada principalmente por CUCI (Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica) y Enfermedad de Crohn (EC).

Se indicó que desde 2011 la prevalencia de la EII aumentó a nivel mundial en 2.8%, se espera que su crecimiento anual continúe así hasta el 2021, es decir situándose alrededor de 2.9%, cifra que equivale a casi 3.5  millones de nuevos casos diagnosticados.

En el caso de México, la media de nuevos casos de CUCI se incrementó de 28.8% en los primeros años (1987 a 1996) a 76.1% en los siguientes 10 años (1997 a 2006), haciéndola 34% más frecuente que la Enfermedad de Crohn.

Es por ello, que como parte de su compromiso con la educación médica continua en México la compañía farmacéutica AbbVie enriqueció la discusión con una serie de ponencias a cargo de reconocidos médicos especialistas en gastroenterología.

Dicha iniciativa tiene como fundamento, se indicó, el facilitar el conocimiento científico que derive en la unificación de criterios que apuntalen a diagnósticos más tempranos, y referencias oportunas con los especialistas.

A la reunión acudieron diversos expertos en el tema, como fue el caso del doctor Jesús Yamamoto, Fundador y Director de la Clínica de Enfermedad Inflamatoria Intestinal en el Departamento de Gastroenterología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”; doctor Francisco Bosques, Miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel II del CONACyT; doctor Paulo Kotze, Jefe de la Universidad Colorrectal en el Hospital Universitario de la Universidad Católica y Paraná en Brasil; y el doctor José Luis Cañadas, Director Médico de AbbVie.

Durante su ponencia el doctor Yamamoto mencionó que la genética y el comportamiento diferencial de cada raza juegan un papel importante para identificar el tipo de padecimiento, pues mientras el Crohn predomina en la raza caucásica y afroamericana, la Colitis Ulcerosa prevalece más en los México-americanos y asiáticos.

Sin embargo, añadió, sería mucho más fácil identificarlo mediante un solo estudio epidemiológico que ayude a detectar, de primera instancia, que realmente se trata de EII. Al no tener dicho estudio, el diagnóstico y el tratamiento se retrasan en forma significativa.

Por su parte, el doctor Francisco Bosques mencionó que 45% de los nuevos casos tarda tres años en recibir un diagnóstico definitivo y en 17% el periodo es superior a cinco años, por lo que consideró que una de las formas para brindar un diagnóstico oportuno y más rápido al paciente es educando a los médicos de atención primaria para una efectiva canalización.

El especialista hizo hincapié en ocupar las redes sociales como medio de información y empoderamiento de pacientes, así como a trabajar en forma conjunta para la creación de un solo estudio de diagnóstico.

Otro de los temas que se abordó durante el magno evento fue el tratamiento que un paciente con EII debe recibir, pues como se sabe en la medida en que el diagnóstico sea lo más oportuno posible, el acceso a terapias de última generación se vuelve un tema fundamental, ya que existe una relación directa con la calidad de vida de los pacientes, así como en el control de la enfermedad.

“Una vez que se hizo el diagnóstico y se comienza con el tratamiento, se presenta una nueva problemática ¿cómo operan los medicamentos ante el padecimiento?”, revisó el doctor Paulo Kotze durante su intervención, quien además abundó sobre el impacto real de la terapia biológica con inhibidores del Factor de Necrosis Tumoral (TNF) y cuáles son los puntos que aún faltan para lograr una remisión exitosa en los pacientes.

La principal conclusión corrió a cargo del doctor Francisco Bosques, abundó sobre el avance de los medicamentos biológicos, en términos de la remisión de la enfermedad en los pacientes, y la importancia del non-medical switching (cambio de tratamiento sin la intervención del médico), invitando a los médicos a tener un mayor control y seguimiento de sus prescripciones en función de las necesidades de cada paciente, pues es su derecho.

A su vez, resaltó que gracias a la investigación los medicamentos biotecnológicos serán más efectivos para el 2018, representando cerca de 50% en tratamientos para enfermedades crónicas como Artritis Reumatoide, Psoriasis, Espondiloartritis, Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica.