SE PRETENDE ERRADICAR LA HEPATITIS C PARA EL AÑO 2030

Este virus se encuentra entre las 10 principales causas de mortalidad en nuestro país.

0
863

Junto con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y el virus de la hepatitis C (VHC) constituye uno de los principales patógenos de transmisión sanguínea. El cual no tiene vacuna para su prevención como el tipo de hepatitis B.

Pero con el aumento de las investigaciones médicas se ha podido generar medicamentos que eliminan por completo el virus de la Hepatitis C, esto es a través de una tableta al día sin efectos secundarios y solamente por doce semanas para el tratamiento; curando todo tipo de hepatitis.

En la plática que se realizó en la Universidad la Salle México con motivo de conmemorar el día de la Hepatitis que será el próximo 28 de julio, el Dr. David Kershenobich, Director General del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición  Salvador Zubirán mencionó que se pretende eliminar la hepatitis C para el año 2030. Uniéndose a la iniciativa global que la Organización Mundial de la salud (OMS) creó para la eliminación de las hepatitis verídicas 2016-2021.

El avance más importante es cuando todavía a fines del siglo pasado se estaba hablando de tasas de curación del 50%, además de que eran muy difíciles los tratamientos, también eran un martirio para los enfermemos, y preferirían no tratarse. También duraba un año, con una gran cantidad de pastillas y medicamentos inyectados. Ahora se puede tratar la hepatitis C de manera fácil y menos dolorosa aseguro el Dr. David Kershenobich.

La OMS requiere de una reducción del 90% de los casos  de hepatitis B  y C; el primero se debe a que todas las personas deben estar vacunadas contra la hepatitis B y la segunda es para eliminar este mal que afecta a la población. Reducir el 65 % de muertes por estos tipos de hepatitis.

Durante esta platica se hizo un llamado para que toda la población acuda a realizarse un examen para detectar el virus a tiempo, o para saber que o son portadores, ya que la detección sin pruebas es muy complicada porque no presenta síntomas, sino hasta que la enfermedad avance a un periodo grave, o presente complicaciones como cirrosis, recordando que Recuerda que el 25% de los casos de cirrosis se presentan a partir de la hepatitis C y 25% de los cáncer de hígado se debe también a este virus .

El doctor destaco que el diagnóstico temprano y la identificación de asegurar el control virológico son muy importantes. Esto nos permitiría como lo que está pasando en E.U. y no en México; es detectar los casos de infección aguda y no esperar hasta que el hígado se dañe y que tenga fibrosis, cirrosis o Carcinoma hepatocelular. Lo que se debería implementar es detectar los casos de enfermedad aguda, porque es lo que permitiría un tratamiento más sutil y más eficiente de los pacientes que tienen hepatitis C.

Ante este panorama se debe aumentar la percepción de la hepatitis C como un padecimiento prevenible y curable. Formando campañas nacionales de información y detección en la población en general, para que logren una percepción diferente de la enfermedad, que estimulen el uso oportuno del sistema de salud; además de incluir la prueba rápida como parte de los exámenes de rutina en revisiones médicas.

En México el problema era que no se tenía acceso a los medicamentos durante el año 2015 y 2016 pero ahora se tiene acceso a todos los medicamentos y por lo tanto se está en condiciones de tratar, y son medicamentos que están al alcance del sector público y en el sector privado aseguro.

Por lo tanto para comenzar con la erradicación del virus es muy importante que los médicos acudan a los sitios donde sea más probable que el virus se desarrolle como en las comunidades carcelarias o ex prisiones, en las zonas donde se concentren los migrantes, seguir promoviendo el uso de preservativos, con los trabajadores de la salud, al estar en contacto gran variedad de pacientes en entre otros.

También es muy importante recordar que el enfermo que se cura con hepatitis C no queda protegido para el resto de su vida sino que puede re infectarse, y por lo tanto es muy importante tener campañas de educación y prevención para evitar la reinfección.

Aplicar estrategias como:

  • Incrementar el diagnostico de hepatitis C
  • Simplificar el acceso al tratamiento de esta enfermedad
  • Incrementar el registro de números de pasiente con hepatitis para llevar un control
  • Reducir la prevalencia e incidencia del virus
  • Macro-eliminación de la hepatitis C en grupos de riesgo
  • Gobernanza en el seguimiento del virus
  • Monitoreo del impacto de las intervenciones