En el Día Mundial de la Sepsis

0
704

Se estima que cada 4 a 5 segundos muere una persona en el mundo a causa de la sepsis, tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea se presentan 82 casos por cada 100,000 personas. Como se sabe ocurre cuando hay una respuesta exagerada del cuerpo a una infección que puede llegar a dañar tejidos y órganos, si no se le reconoce a tiempo y se trata puede conducir a un choque, disfunción orgánica y finalmente la muerte.

Es por ello que en el marco Día Mundial de la Sepsis, 13 de septiembre, autoridades del Instituto Nacional de Pediatría (INP) y de la Academia Mexicana de Pediatría (AMP), conmemorarán la fecha para actualizarse en la materia, además de concientizar sobre la enfermedad.

Durante la conmemoración se contó con la presencia del doctor Alejandro Serrano Sierra, Director del INP y  Presidente del Comité de Infecciones Asociadas a la Atención a la Salud; doctor Arturo Perea Martínez, Presidente de la AMP; doctora Martha Patricia Márquez Aguirre, Subdirectora de Medicina Crítica del INP; doctor Manuel Poblano Morales, Presidente de la Asociación Mexicana de Terapia Intensiva; doctora Hilda Hernández, Vicepresidenta del Comité de Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud INP y el doctor Agustín de Colsa, Jefe de Infectología en el INP.

sepsis2

Asimismo, se recordó que desde 2012 la campaña “Supervivencia de la Sepsis” integra los programas estratégicos institucionales para la prevención, tratamiento precoz de la sepsis así como las medidas para control de infecciones.

Cabe mencionar que la sepsis puede iniciar por una infección en cualquier parte del organismo, siendo los órganos más comunes de ser atacados los pulmones, el abdomen, el tracto urinario, la piel, los huesos y el sistema nervioso central.

Se puede presentar a cualquier edad como consecuencia de infecciones poco graves, sin embargo hay grupos más vulnerables -niños prematuros, recién nacidos y personas de la tercera edad- con sistema inmunológico deficiente ya sea por inmadurez, quimioterapia, cortisona, heridas, traumas, pacientes sometidos a procesos invasivos; cateterismos, etcétera.

La sepsis se puede diagnosticar si los siguientes criterios están presentes: infección (documentada o sospechada) más algún síntoma de respuesta inflamatoria sistémica como: fiebre, alteraciones de la frecuencia cardiaca y/o respiratoria o alteraciones del sistema nervioso.

Asimismo, la supervivencia está basada en tres estrategias: sospecha temprana, recibir el tratamiento adecuado para la infección que ha causado la sepsis, incluyendo antibióticos de amplio espectro y reanimación hídrica temprana.

Finalmente, se hizo referencia al apoyo brindado por AstraZeneca las diferentes iniciativas para disminuir la mortalidad en sepsis, así como con la Educación Médica Continua de alto nivel.