Uso de nueva tecnología en manejo de heridas favorece a pacientes con diabetes del IMSS

0
1568

Mediante prácticas avanzadas en materia de curación el Servicio de Manejo de Heridas y Estomas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brinda atención a pacientes con diabetes que sufren heridas crónicas y de difícil cicatrización, a fin de que su recuperación sea más pronta y se reincorporen a sus actividades cotidianas sin secuelas o alguna discapacidad.

El Servicio, ubicado en el Hospital General de Zona (HGZ) 1A “Dr. Rodolfo de Mucha Macías”, atiende a derechohabientes que sufren úlceras en pies o brazos a causa de la diabetes, además de aquellos afectados por quemaduras.

Con la aplicación de apósitos interactivos de alta tecnología se favorece la cicatrización en menor tiempo, lo cual permite que los pacientes con heridas crónicas se reintegren más rápidamente y sin problemas a su entorno familiar, social y laboral.

Norma Angélica Sánchez Alarcón, jefa de enfermeras y responsable del Servicio en dicho hospital, indicó que de 2015 a la fecha se han realizado más de mil 800 curaciones de este tipo y que a diario se atiende hasta 34 pacientes, entre los que están internados en el HGZ 1A y aquellos que han sido dados de alta y regresan para continuar con las curaciones.

Destacó que la capacitación constante del personal ha permitido que se pase de la curación tradicional con agua y jabón, a la cura en un ambiente húmedo; es decir, a la aplicación de nueva tecnología.

Con ello, añadió, se favorece la cicatrización y se evitan secuelas que pudieran derivar en discapacidad en los derechohabientes. Además, el tratamiento reduce el tiempo de hospitalización de ocho a tres días en promedio, lo que permite al paciente continuar su recuperación desde el hogar, previa capacitación a los familiares para el manejo correcto en la limpieza de la herida.

La jefa de enfermeras advirtió que los pacientes con lesiones expuestas por problemas digestivos y urinarios representan un desafío para el IMSS, ya que requieren de intervenciones específicas y cuidados de personal capacitado en el manejo de estomas, así como detección oportuna de complicaciones tempranas y tardías.