Buscan blindar presupuesto en salud frente a recortes

0
654

La aprobación, destino y recortes al presupuesto del sector salud se aplican de manera discrecional mientras la demanda de servicios aumenta: Red de Acceso

Como parte de su interés por promover y hacer valer el derecho humano a la salud, la red de organizaciones sociales denominada Red de Acceso y la Diputada federal Teresa Lizárraga, presentarán una Iniciativa de Ley para blindar el presupuesto en salud frente a dichos recortes presupuestales.

De lo que se trata, se indicó, es buscar que se reformen diversos artículos de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, así como de la Ley General de Salud; ya que en los últimos tres años, el sector salud ha sufrido importantes recortes a su presupuesto, lo que suma más de 30 mil millones de pesos.

Dicha propuesta establece que los recursos destinados a salud son prioritarios y de interés público, es por esto que debe blindarse. La demanda social de los servicios públicos de salud va en aumento, se advirtió, por lo que el presupuesto de este sector no sólo debe protegerse, sino aumentarse; nunca disminuirse.

Además, buscarán garantizar que en el Presupuesto de Egresos de la Federación los recursos asignados a salud no se reduzcan en términos reales, y que el presupuesto de salud se incremente, por lo menos, en la misma proporción que el Producto Interno Bruto (PIB).

De 2013 a la fecha, se advirtió, se ha observado una tendencia a reducir el presupuesto destinado a la Salud, ya sea mediante recortes al Presupuesto de Egresos de la Federación aprobados por la Cámara de Diputados, o a través de decisiones discrecionales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. “Esta situación es inaceptable, dadas las afectaciones directas e indirectas que tiene en los pacientes y los derechohabientes del sistema nacional de salud”, se argumentó.

“A través de solicitudes de transparencia y consultando los documentos de Cuenta Pública, la Red de Acceso encontró irregularidades en la información oficial”, señaló Luis Manuel Encarnación, vocero de la Red de Acceso, “mientras la Secretaría de Hacienda anunció que el recorte en salud en 2015 fue por 3, 339 millones de pesos, la Secretaría de Salud confirmó que el recorte fue por más de 10 mil millones de pesos, pero la Cuenta Pública demuestra que el presupuesto modificado va de los 2 mil millones de pesos a 13 mil millones en 2015.

El proceso de aprobación del presupuesto es una simulación, ya que una vez que es aprobado por los diputados, el Ejecutivo lo modifica a su discreción, y sin hacer un análisis real del impacto que se causará en la población”, advirtió.

Es por ello, que la organización Red de Acceso denuncia que los recortes al presupuesto afectan directa e indirectamente a los pacientes, pues se aplicaron a programas preventivos, atención a la salud, claves de medicamentos, infraestructura, capacitación y actualización médica, entre otros.

El vocero destacó que actualmente el sistema nacional de salud vive una crisis en la provisión y calidad de sus servicios. “Es anticonstitucional que los pacientes no reciban atención médica y tratamientos en tiempo y forma, que no existan programas preventivos y que no haya actualización médica que permita mejorar los tiempos de diagnóstico. Si permitimos más recortes a la salud y no fortalecemos la inversión en este sector, esta situación no sólo empeorará, sino será imposible de manejar”.

Por su parte, la Diputada Teresa Lizárraga mencionó que el Congreso de la Unión y los legisladores tienen el deber de apoyar este tipo de iniciativas que provienen desde las Asociaciones en representación de los pacientes.

“El blindaje al presupuesto es clave y de suma importancia para garantizar la sostenibilidad del sistema nacional de salud. Es por esto, que presentó esta iniciativa de la mano de la Red de Acceso para evitar mayores recortes a la salud y garantizar una inversión programática al mismo. Convoco a que más legisladores de todas las fracciones parlamentarias nos sumemos, pues así estaremos seguros de brindar mayor y mejor calidad en atención salud para los mexicanos”, sostuvo.

Del 2015 a la fecha, añadió, se ha reducido el presupuesto de 24 hospitales de los tres niveles de atención, de los cuales, los más afectados han sido: Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), Hospital General “Dr. Manuel Gea González”, Hospital Regional de Alta Especialidad Ixtapaluca y el Instituto Nacional de Nutrición, así como al programa de Seguro Médico S. XXI para niños de entre 0 y 5 años de edad y al Seguro Popular.

A este último se le recortaron 6,500 millones de pesos, a pesar de atender a más de 50 millones de personas, y ser uno de los programas prioritarios en el combate a la pobreza y marginación de acuerdo con CONEVAL.

A su vez, indicó, la Seguridad Social también ha padecido estos recortes, si bien no se ven reflejados si están afectando directamente en la provisión de servicios, tal es el caso del ISSSTE que al día de hoy muchos pacientes se han quedado sin medicamentos.