Comida Crudivegana, tendencia mundial

0
568

La comida es el alimento esencial que requiere el cuerpo del alma y qué mejor que tomar los ingredientes que ofrece la naturaleza en su forma esencial, señaló Javier Medvedovsky, chef de comida crudivegana, una nueva tendencia para comer.

Entrevistado por Notiexpos y Congresos, el experto en cocina dijo que comer es un acto placentero, adictivo, necesario, de educación, un escape a la tristeza, al enojo, donde las culturas se mezclan y dan como resultado que la mayoría de la gente coma lo que le hace daño.

Explicó que en la comida crudivegana (crow food) no se usa el fuego y no hay desperdicio de los productos, de los vegetales, de las semillas, de las verduras, de las hierbas, ya que sólo  hay que tener conciencia al momento de cocinar, de preparar los alimentos, de dar de comer y de comer, en este acto espirituoso.

Luego de recordar que comió mucha carne durante mucho tiempo, dijo  que llegó un momento de su vida que el manipular la carne, el saber e investigar cómo llegaba a la mesa, al plato, a la boca, lo agobió (engorda y crecimiento de los animales; matanza de los mismos, preparación… etcétera).

Después, su relación con personas, amigos y familiares vegetarianos lo conminaron a  hacerse vegetariano y desde hace 12 años dejó la carne y ahora come vegetales y vive de maravilla con la incursión en comida vegetariana, macrobiótica, aryuveda, y ahora la llamada crudivegana.

Explicó que se pueden comer los alimentos vegetales de una manera rica, placentera y de manera divertida para que a la gente le guste; se trata de transformar los alimentos, hacer recetas basadas en técnicas; mantener y conservar los nutrientes mediante la germinación, la fermentación, los deshidratados para lograr que las ensaladas adquieran formas placenteras.

La tendencia crow food o crudiveganismo es comer los alimentos en su estado vital, energético, con sus colores, mantener los nutrientes y todo relacionado con el arte de la gastronomía.

Citó, por ejemplo, que la mejor manera de comer una zanahoria es comerla tal cual, pero como uno no está acostumbrado, los restaurantes y uno mismo deben conservar su color y transformarla con el simple hecho de rallar, condimentar con ajo, aceite y sal, y  ya tiene otro sabor, un sabor ajío. Esta misma ensalada se tritura y se hace un paté al que se le agregan semillas de linaza o algunas otras más, y sirve para untar. Pero si esta misma masa se pone a secar y se deshidrata se logra hacer una galleta. “La ensalada  tiene forma de galleta, que se unta con un paté y ya está un canapé de ensalada de zanahoria. La gente lo come y no sabe ni qué, pero le va a gustar. Pero si te sirvo la zanahoria sola entonces viene el juicio de la gente. Es por ello que hay que agrandar los vegetales, las ensaladas”, aseguró Medvedovsky al presentar su libro de cocina.

También la zanahoria se puede fermentar, secar, hacer polvo; exprimir para sacar zumo o jugo y con la pulpa o gabazo elaborar deshidratados, pasteles o trufas a las que se le agregan dátiles, limón y ralladura de coco, por decir algo.

vegano2