Crean desinfectante para evitar infecciones hospitalarias

0
626

Con el propósito de evitar infecciones hospitalarias provocadas por la bacteria: Acinetobacter baumannii, 12 alumnos de Ingeniería en Biotecnología del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México del equipo iGEM TEC CEM 2016 desarrollaron un desinfectante llamado “FRACTOS”.

Proyecto que toma relevancia cuando se considera que en México existen por año 450,000 casos de infección relacionada con la atención sanitaria que causan 32 muertes por cada 100,000 habitantes, de acuerdo a datos de la OMS.

Se explicó que la bacteria Acinetobacter baumannii se ha distinguido por ser capaz de generar multirresistencia a los antimicrobianos de mayor uso, ya que puede modificar la permeabilidad de su membrana impidiendo la penetración de antibióticos y permitiendo la entrada de genes que le generan resistencia.

Asimismo, puede sobrevivir a ambientes intrahospitalarios, donde la instrumentación quirúrgica y los muebles fungen como agentes vectores de transmisión que albergan ecosistemas microbianos. Es por ello, que la bacteria suele colonizar e infectar a pacientes en estado crítico llegando a ocasionarles la muerte.

De ahí que la resistencia a antimicrobianos por parte de las bacterias patógenas constituye una amenaza creciente a la salud humana. Aunado a ello, los antibióticos se han convertido en compuestos de poca eficiencia que ya no pueden ser utilizados de manera confiable para tratar y curar enfermedades.

Ante dicho panorama el equipo iGEM TEC CEM 2016 desarrolló “FRACTOS”, un desinfectante específico creado para evitar la proliferación de Acinetobacter baumannii, con el fin de eliminarla de una manera satisfactoria y eficaz.

“FRACTOS” consiste en una solución desinfectante que gracias a su formulación es capaz de exterminar una especie bacteriana con alta especificidad sin la necesidad de utilizar antibióticos. Se explicó que debido a que sólo ataca a Acinetobacter baumannii, no presenta toxicidad en el cuerpo humano ni ocasiona daños colaterales.

Cabe mencionar que este método de eliminación fue desarrollado mediante técnicas de biología sintética, lo que garantiza que la bacteria no desarrollará nuevos mecanismos de defensa a antibióticos.