Una misma legislación 100% libre de humo de tabaco en todo el país

0
666

Empresarios y organizaciones de la sociedad civil del Estado de México, Sinaloa, Veracruz, Baja California Sur, Jalisco, Nuevo León, Zacatecas, Querétaro, Puebla, Chiapas, Morelos y CDMX se reunieron los días 26 y 27 de octubre en el Encuentro de Líderes Empresariales en favor de los Espacios 100% Libres de Humo de Tabaco.

Entre las acciones que dicho evento generó fue la realización y firma de declaratoria por parte de los participantes, quienes argumentaron que la salud es un bien jurídico tutelado, un bien fundamental para el armonioso funcionamiento de la vida social. “Hemos conocido el resultado de estudios científicos que muestran que, en nuestro país, mueren 66 mil personas al año por el consumo de tabaco”.

En dicho marco, se reiteró que los poderes legislativo y ejecutivo de once entidades de México han impulsado leyes 100% libres de humo de tabaco en espacios públicos cerrados y de trabajo, gracias a ello –se aseguró- que 42% de los mexicanos ya viven en estados protegidos por una legislación que reconoce el grave daño del tabaquismo a la salud de las personas.

De ahí que se pronunciaron porque todos los mexicanos estén protegidos legalmente contra los daños ocasionados por el consumo y exposición al humo de tabaco. Es por ello que solicitaron a los diputados federales que aprueben las modificaciones a la Ley General para el Control del Tabaco -que hoy día permite que se fume en un tercio de los espacios de bares y restaurantes- para que todo el país tenga la misma legislación de protección a la salud, y se garantice que todos los espacios cerrados públicos y de trabajo sean 100% libres de humo de tabaco. “Nos pronunciamos por las mismas reglas y oportunidades para todos”.

Asimismo, demandan un programa sistemático de información del Estado y los gobiernos, con campañas específicas en los medios de comunicación, para que la gente conozca plenamente: la legislación que prohíbe fumar en lugares interiores; los daños que causa el tabaquismo, fundamentalmente en los sistemas educativos en los niveles básico, medio y medio superior; y los mecanismos de prevención y cesación tabáquica.

“Todos tenemos responsabilidad con la salud pública como en este caso con el control del tabaco: el Estado informando cabalmente a la ciudadanía y aplicando la legislación; los empresarios de la hospitalidad contribuyendo a ello desde nuestros propios espacios; y los ciudadanos respetando y cumpliendo con la ley”.