1º de diciembre, hablemos sobre el Sida

0
572

El día uno de diciembre, es la fecha dedicada a hablar tema del Sida, una de las grandes epidemias de nuestro tiempo, enfermedad transmisible que afecta a parte de la población mundial, y de gran impacto en los países de menor desarrollo.

Según datos del programa de las Naciones Unidas ONUSIDA, aproximadamente 36,7 millones de personas vivían con el virus del VIH en el año 2015. A pesar de seguir siendo una cifra elevada, supone un descenso de 35% en nuevas infecciones desde el año 2000, y un descenso de 42% en fallecimientos a causa del SIDA. Cerca de 18 millones de personas tienen ya acceso al tratamiento antirretrovírico, lo que representa un aumento de 84% en comparación con el año 2010.

Ante dicho panorama, se aseguró que la investigación, representa un papel esencial para su erradicación, como lo refleja la mejora en la calidad de vida de las personas infectadas por el virus, gracias, entre otras cosas, a los avances conseguidos en los tratamientos.

Bebés libres de VIH

Sin embargo, a pesar de los múltiples progresos y logros para que las personas contagiadas desarrollen su vida con la mayor normalidad posible, al día de hoy siguen surgiendo problemas, por ejemplo al buscar el embarazo dentro de una pareja heterosexual.

De ahí la importancia, se indicó, de programas como el de lavado de semen, desarrollado por las clínicas IVI, y que desde hace ya más de una década ha conseguido que niños con progenitores seropositivos, nazcan libres de la enfermedad mediante la reproducción asistida.

A través de tratamientos antirretrovirales y de las técnicas de reproducción asistida, las parejas serodiscordantes donde el hombre está infectado de VIH, pueden cumplir el sueño de ser padres de forma segura para la pareja y su descendencia.

A decir de la doctora Rocío Rivera, directora del Laboratorio de Andrología de IVI Valencia, el lavado de semen, confirmado mediante técnicas de biología molecular de alta sensibilidad y seguido de un tratamiento de reproducción asistida como la inyección intracitoplasmática (ICSI), componen el protocolo óptimo para reducir el riesgo de transmisión del virus de una manera costeable, efectiva y segura.

El tratamiento de reproducción asistida, añadió, en el caso de que sea la mujer la portadora del virus, no difiere en exceso del que se aplica en el caso de una mujer libre de éste.

Al respecto el doctorJosé Bellver, ginecólogo de la clínica IVI Valencia, habló de la importancia de un estricto control inmunológico de la paciente, y que el tratamiento se realice cuando la carga viral sea muy baja o indetectable.

Por ello, aseguró, se debe tener un especial cuidado y control de la infección en el tercer trimestre del embarazo y en el parto, aunque cada vez, gracias a los tratamientos antirretrovirales la probabilidad de contagio es menor.

“Gracias a las nuevas técnicas que hemos desarrollado, ha sido posible ayudar a parejas con enfermedades transmisibles hereditarias a formar una familia. Antes parecía totalmente imposible, ahora se puede considerar como un hito para la normalización de la enfermedad”, precisó.