Fundamental alcanzar metas de control en diabetes

0
419

La carga económica de la diabetes para nuestro país continua manteniéndose a la alza, basta recordar que durante 2013 representó más de 360 mil millones de pesos, que corresponde al 2.25% del PIB, mismo porcentaje de crecimiento de la economía nacional durante ese año. Se destinaron nueve de cada 10 pesos para atender las complicaciones derivadas de la enfermedad.

De ahí la iniciativa de Fundación Mídete, al presentar el documento Asumiendo el Control de la Diabetes, como parte de su compromiso por trabajar en programas y proyectos de sensibilización y posicionamiento de soluciones en educación, prevención y tratamiento del sobrepeso, la obesidad y la diabetes.

Al respecto, Luis Encarnación, Director de dicha Fundación, comentó que si el objetivo en la atención de la diabetes no se centra en alcanzar las metas de control de cada paciente, el costo de las complicaciones terminará por quebrar al sistema de salud en México.

Para alcanzar el control, destacó, es indispensable garantizar la medición de hemoglobina glucosilada (HbA1c), que hasta el momento es el instrumento de mayor eficacia en la evaluación del paciente, a fin de que todas las intervenciones estén dirigidas a la prevención de complicaciones.

Asimismo, mencionó que de acuerdo a datos de ENSANUT 2012, 75% de la población diagnosticada con diabetes está fuera de metas de control de la enfermedad; de este porcentaje, 25% está en riesgo alto y 50% está en riesgo muy alto de padecer complicaciones.

El costo de la diabetes, sostuvo, recae en el tratamiento de sus complicaciones, principalmente aquellos ocasionados por enfermedades renales, y otras comorbilidades de alto costo como la retinopatía, enfermedades cardiovasculares y neuropatía diabética.

Es por  ello que en el documento Asumiendo el Control de la Diabetes se propone un enfoque holístico para el buen control de la enfermedad, destacando la necesidad de garantizar la disponibilidad de una serie de herramientas médicas y clínicas, entre las cuales destacan la realización de la prueba de hemoglobina glucosilada cada tres meses.

“Dado que la diabetes mellitus es una de las enfermedades con la mayor carga económica y social en México, es necesario un abordaje integral y con una mira de corresponsabilidad entre todos los actores, en el que el paciente juega un rol fundamental en el buen control de su enfermedad”, apuntó Luis Encarnación.

Durante la presentación del documento se contó con la participación de la doctora Nelly Cisneros, investigadora de la Fundación IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), de Gabriela Allard, Presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes en la Ciudad de México, del doctor Simón Barquera Cervera, Director de Investigación en Políticas de Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), así como del doctor Armando Arredondo López, Director del Centro de Investigación en Sistemas de Salud del INSP.

Finalmente, se indicó que su propósito de distribuir el documento a tomadores de decisión, autoridades de salud federales y locales, así como a legisladores y organizaciones de la sociedad civil.