Implante coclear como sensor

0
531

El implante coclear (IC) es la prótesis neural más exitosa a nivel mundial. Gracias a la estimulación directa del nervio auditivo, permite que más de medio millón de personas en todo el mundo escuchen, a pesar de que los afectados nacieron sordos o sordos.
En estrecha colaboración, investigadores de la Facultad de Medicina y la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Friburgo han desarrollado un método para convertir los electrodos de estimulación de los IC comunes en sensores electroquímicos.
Con la ayuda de esta novedosa función de sensor, la funcionalidad de los implantes cocleares podría ser monitoreada directamente en el oído interno a largo plazo. Los investigadores publicaron sus resultados el 9 de diciembre de 2021 en la revista Biosensors and Bioelectronics.

«Por primera vez, los protocolos de sensores específicos permiten que los electrodos de estimulación clásicos del implante coclear se utilicen como microsensores altamente sensibles y precisos», explica el Dr. Andreas Weltin, líder del grupo en el Departamento de Ingeniería de Microsistemas (IMTEK) de la Universidad de Friburgo. «Esta función del sensor es la base para implantes más inteligentes que podrían monitorear la condición del implante y su entorno directamente en el oído interno».
Ya ha sido posible medir el contenido de oxígeno del entorno del implante de forma fiable y sin afectar a la estimulación nerviosa auditiva en modelos
animales. El siguiente paso ahora será verificar qué tan consistentes son las propiedades del sensor en el modelo animal durante un período de tiempo más largo. «Si también logramos resultados positivos aquí, podría ser un hito importante en el camino hacia el monitoreo permanente basado en sensores de los implantes cocleares», dice la Dra. Nicole Roßkothen-Kuhl, Facultad de Medicina de la Universidad de Friburgo y jefa del Laboratorio de Investigación Neurobiológica en el Departamento de Otorrinolaringología del Centro Médico Universitario de Friburgo. Los receptores de implantes se beneficiarían enormemente de este monitoreo in situ. «Cuanto más precisa sea la información que recibamos sobre posibles cambios, mejores implantes se pueden desarrollar para permitir una audición perfecta durante el mayor tiempo posible».

MEDICA-tradefair.com; Fuente: Universidad de Friburgo

 

Fuente: https://www.medica-tradefair.com/