El paraíso donde el cielo abraza el mar

0
627

Si usted desea concluir el 2016 e iniciar el 2017 de forma espectacular el Caribe es la mejor opción, y para garantizar una placentera estancia le recomendamos considerar el Hotel Las Nubes de Holbox.

Se trata de un hotel que colinda con el inicio del área de protección de la flora y fauna Yum Balam (en lengua mayasignifica “Señor Jaguar”), de ahí que las playas vírgenes resulten ser únicas.

Asimismo, su restaurante es reconocido por tener una de las mejores selecciones de vinos, así como un menú que incluye comida elaborada con productos frescos de la región cuidadosamente seleccionados, y un exquisito toque gourmet que garantiza una experiencia gastronómica inolvidable.

Para la noche de Navidad y celebración de Año Nuevo tienen contemplado un exquisito buffet con productos del mar y tierra, cócteles y música en vivo en la terraza del hotel desde la cual se podrá  disfrutar de la maravillosa vista al mar y su hermoso atardecer.

Tratamientos mayas

Y para comenzar el año totalmente renovado es indispensable programar una visita a El Orquídea Spa, considerado uno de los mejores pues se distingue por ofrecer inigualables tratamientos mayas. Se encuentra rodeado de naturaleza donde es posible escuchar el canto de las aves, el sonido del viento y del mar.

Un espacio ideal en el que confluyen el balance y la armonía, una experiencia enriquecedora transforma la salud física, bienestar emocional y renovación espiritual.

El Spa cuenta con sus propias Ka´ anché, estructuras artesanales elevadas para sembrar hortalizas tradicionales mayas: yerbabuena, tabaco y sábila entre otros, elementos esenciales que son utilizados en los tratamientos. Todos los productos que se utilizan son 100% orgánicos y cultivados en el hotel.

Ecodirversidad

Y para quien guste de la aventura, disfrutar del ecoturismo y descubrir especies exóticas de plantas y animales, podrá visitar los manglares en kayak o paddel board practicar actividades como kite surfing y disfrutar de las peculiares y cautivadoras aves que viven en la isla, más de 650 especies entre ellas flamencos, pelicanos y cormoranes.

El buceo y snorkeling son otras de las actividades que no se pueden dejar de realizar durante su estancia en Holbox por su ecodiversidad que caracteriza las regiones subacuáticas. Entre las especies que frecuentan las aguas de esta isla caribeña, están la barracuda, el sábalo, el mero, los delfines, las mantarrayas, el tiburón ballena, por mencionar algunas.

El hotel también coordina diversos tour por la isla como son avistamiento de aves, nadar en ojos de agua dulce y tours de pesca deportiva.

Finalmente, cabe mencionar que  Las Nubes de Holbox cuenta con 28 habitaciones con inigualable vista al Caribe mexicano, con el espacio ideal para disfrutar y descansar. Lugar paradisíaco que ofrece la oportunidad de estar en contacto directo con la naturaleza gracias a su inmejorable ubicación en el litoral de las playas vírgenes. Dispone de tres albercas, una de ellas a la orilla del mar, lo que brinda una grata sensación de confort.

Para la construcción de las 28 habitaciones de estilo fresco de la casa de mar, se emplearon materiales naturales propios de la región. El hotel busca convivir con su entorno y respetarlo por lo que cuenta con diversos programas de protección al ambiente como planta de tratamiento de aguas, productos de baño biodegradables, sistemas ahorradores de luz entre otros.

Holbox, significa en maya «hoyo negro», lo cual hace alusión al color de su hermosa laguna. La isla tiene alrededor de dos mil habitantes, quienes se dedican a la pesca y al turismo sustentable, con 42 kilómetros de largo y dos de ancho, la isla ofrece 36 kilómetros de playas prístinas de arena blanca, coralina, manglares y lagunas. Está ubicada al norte del Estado de Quintana Roo, a 160 km de Cancún y 180 de Mérida.

 

nubes2