Mantener un peso adecuado y disminuir consumo de azúcares

0
539

Como se sabe en los últimos años la tasa de incidencia de la diabetes ha ido en aumento, de ahí que se haya convertido en  un problema de salud mundial. Su incremento se ha extendido en la población general de manera muy similar a la obesidad, con la cual guarda una relación directamente proporcional.

Se trata de una enfermedad que inicia años antes de su diagnóstico, con datos muy leves relacionados a la resistencia a la insulina, es decir el paciente produce insulina pero su acción no la lleva a cabo en forma adecuada por no poder unirse a su receptor, lo que afecta de manera directa el metabolismo de la glucosa, comentó el doctor Jesús Montoya Ramírez, Especialista en Cirugía Gástrica del Hospital DioMed.

La evidencia de esta enfermedad, agregó, es simplemente con la glucosa en ayuno alterada, y en el examen General de Orina datos de Glucosa en Orina no es normal, «muchos de los casos con este padecimiento son prevenibles; ya que un estilo de vida sedentario y un alto consumo calórico potencian la aparición de la enfermedad”.

De ahí su recomendación a la población a mantener un peso adecuado, y prestar atención a los azúcares que se consumen a diario y las grasas de origen animal en vez de saturadas. También es importante aumentar el consumo de agua, e incluir  fibra en la dieta con frutas, verduras y vegetales; además de realizar actividad física y tener un control de la glucosa en la sangre mediante exámenes periódicos.

El especialista del Hospital DioMed advirtió que existe una predisposición cuando alguno de los padres o ambos tienen diabetes; sin embargo, esto no significa que necesariamente se deba padecer la enfermedad.

Por ello, cuando se tienen antecedentes familiares es necesario tener una vida más sana, reduciendo las posibles causas que puedan potenciar la aparición de la diabetes.

A decir del especialista, es de vital importancia atender la obesidad y diabetes a tiempo, es por ello que, ante síntomas frecuentes tales como: sed insaciable, hambre en exceso, pérdida rápida de peso, cansancio, enfermedades infecciosas recurrentes y/o hormigueo en manos y pies, es importante acudir al médico para tener un diagnóstico oportuno, seleccionar la mejor alternativa de acuerdo al estado de cada paciente.