Opciones terapéuticas para que sufren reflujo gastroesofágico.

En Estados Unidos se estima que para la atención de la enfermedad de flujo gastroesofágico se destina de 15 mil a 20, 000 millones de dólares anuales.

0
717

La investigación sobre el reflujo gastroesofágico es muy intensa, por lo que seguramente resultara útil para el médico y se espera que a la larga llegue al sector salud, comento el Dr. José Antonio Chávez Barrera, Secretario de la Mesa Directiva Asociación Mexicana de Gastroenterología; se trata sobre un nuevo medicamento que se lanzara en octubre, después de presentarlo a la comunidad médica, y probablemente más tarde a través de la respuesta que realicen los comités de los cuadros básicos a nivel de las instituciones y del sector salud.

Es  un  inhibidor de la Bomba de Protones (IBP’s) que servirá para el tratamiento de la Enfermedad de Flujo Gastroesofágico (ERGE); se habla que casi el 50% de la población al menos una vez al mes va a tener manifestaciones de este tipo de enfermedad, entre un 12 o 20% se presentara semanalmente y hay gente que tal vez cerca del 2% va a tener manifestaciones todos los días después de comer.

Además de generar costo elevado entre las personas que sufren de este padecimiento, al invertir en medicamentos, en asistir a consultas o en estudios de diagnóstico. Agregándole también a las afectaciones laborales por el ausentismo y la pérdida de productividad.

Como lo menciona el Ing. César García Granados, gerente de marca de Laboratorios Chinoin será una opción para el médico especialista, sobre todo para los pacientes “refractarios”, es decir, aquellos que no están satisfechos con su tratamiento actual principalmente por un inadecuado alivio de los síntomas.

Existen principalmente tres tipos de tratamiento para controlar el ERGE, entre los que se encuentran los más conservadores que con solo reducir o eliminar los excesos en la dieta o en el estilo de vida que son causantes de los síntomas.

Otra opción que se toma es el uso de fármacos como los antiácidos que pueden disminuir las molestias, sin embargo, solo funcionan durante un tiempo limitado para tratar el reflujo. Los antagonistas receptores de histamina H2 disminuyen la producción de ácidos en el estómago. Estos medicamentos funcionan bien en el tratamiento de los síntomas leves del reflujo, son bastante seguros y presentan pocos efectos colaterales. Están disponibles como
medicamentos de venta libre en dosis reducidas, o con receta médica en dosis más elevadas. Los inhibidores de la bomba de protones son muy efectivos para el tratamiento del reflujo. Estos medicamentos actúan bloqueando el paso final de la producción de ácidos en el estómago y habitualmente se toman una o dos veces al día antes de las comidas. Los inhibidores de la bomba de protones constituyen la terapia médica más efectiva para los síntomas habituales del reflujo.

No obstante en los casos más extremos se llega a considerar la cirugía, pero esto es solo si los síntomas persisten a pesar del tratamiento médico, y realizándose  un examen exhaustivo antes de considerar la cirugía.

Por lo que el Dr. José Chávez menciona que es una de las consecuencias más serias que vigila, el motivo es por los problemas que se desarrollan, como una lesión premaligna que se llama Esófago de barrett, o el reflujo crónico nos puede llevar a cambios que genere una lesión precancerosa, concluyo el doctor.