Seguro el uso de edulcorantes no calóricos: FMD

0
517

Debido a la amplia disponibilidad de alimentos y bebidas que contienen edulcorantes no calóricos en el mercado mexicano, la Federación Mexicana de Diabetes, convocó a expertos nacionales e internacionales para crear un foro de diálogo e intercambio de evidencia científica para analizar la información sobre edulcorantes no calóricos.

El grupo de expertos constituido por especialistas en toxicología, ginecoobstetricia, pediatría, endocrinología nutrición, medicina interna, salud pública y medicina preventiva revisó un gran cantidad de literatura y evidencia científica en torno a: Generalidades y metabolismo de los edulcorantes no calóricos; seguridad y regulación de los mismos; y su incorporación en la alimentación durante el ciclo de vida y en condiciones como diabetes, obesidad y síndrome metabólico.

Tras dicho análisis la FMD adoptó como postura que “los profesionales de la salud pueden incluir con seguridad las diversas opciones de edulcorantes no calóricos (ENC) disponibles en México, tanto en los planes de alimentación adecuados para la población general como para las personas que viven con diabetes, como parte de un estilo de vida activo y saludable”, apuntó Vanessa Ubaldo, Educadora en Diabetes Certificada y vocera de la FMD.

Según la Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-2010 para la prevención, tratamiento y control de la diabetes mellitus, el manejo no farmacológico “es la base para el tratamiento de pacientes con prediabetes y diabetes consiste  en un plan de alimentación, control de peso, y actividad física apoyados en un programa estructurado de educación terapéutica”.

A decir de la especialista no existe contraindicación para el uso de ENC en adultos mayores,  durante el embarazo, con excepción de la sacarina, o en niños o adolescentes junto con un plan de alimentación personalizado de acuerdo a las necesidades de cada individuo y acompañado de un estilo de vida activo y saludable.

Gisela Ayala, directora Ejecutiva de la FMD reiteró que las personas que viven con diabetes pueden mantener una alimentación correcta haciendo uso prudente y racional de los productos con edulcorantes no calóricos junto con la adopción de estilos de vida activos y saludables, además de consultar al profesional de la salud y manteniendo apego al tratamiento.